Los MIR que terminen no serán reconocidos como médicos especialistas en plena pandemia: "Es de vergüenza"

El ministro de Sanidad seguirá prorrogando los contratos de formación de los residentes aunque hayan terminado el MIR.

Elena Berberana

Los españoles los consideran héroes porque lo son. Están salvando esta crisis sanitaria dejándose el pellejo en los hospitales. Pero el Gobierno no los está tratando como se merecen, al menos en el caso de los médicos residentes. La última decisión del ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha hundido psicológicamente a los MIR. Los afectados ya lo han calificado como de "canallada". Los médicos residentes de cuarto año que tenían que pasar a ser reconocidos como especialistas este mes de mayo, serán prorrogados en la categoría de médicos residentes pese a haber terminado la formación de su especialidad.

Esto implica que los R4 (residentes del cuarto y último año) van a seguir cobrando como alumnos en prácticas sin serlo. El salario que perciben los R4 de media es de 1.100 euros. Este próximo mes de mayo, los médicos residentes deberían pasar a cobrar unos 2.300 euros incluyendo extras como especialistas. Pero esto no será así según la nueva decisión del Ministerio de Sanidad y que ha sido publicada de urgencia en el BOE. La diferencia salarial será de 1.000 euros menos para los MIR que terminan su último cuarto año.

A este respecto, el precio de las guardias tampoco se verá aumentado. Los médicos residentes vienen percibiendo por una hora de guardia de 9 a 10 euros. Como médicos especialistas pasarían a cobrar 25 euros la hora, pero los R4 no lo percibirán por lo que seguirán cobrando como un mileurista más lo que puedan ganar con las guardias.

Las deficiencias de la gestión de los socialistas con el sistema sanitario nacional están saliendo a la luz, y es ya una realidad que no se puede ocultar. "Es una absoluta vergüenza lo que nos están haciendo. El gobierno quiere asegurarse mano de obra barata y ahorrar costes porque esto se les ha ido de las manos. No saben cómo actuar. Ignoran nuestras demandas. Estamos trabajando a destajo. Estamos muy cabreados y nerviosos, además vamos a percibir 1.000 euros menos y a cobrar las guardias como si fuéramos personal en formación todavía. Son unos pésimos gestores de esta crisis sanitaria por el coronavirus, estamos desbordados", revela a Libertad Digital un médico residente que está en su último año de formación y que prefiere mantenerse en el anonimato.

Se calcula que existen ahora mismo en España, en base a las plazas publicadas hace cuatro años, un total de 6.000 médicos residentes que deberán ser reconocidos como especialistas en cuestión de dos meses. La decisión del ministro de Sanidad, Salvador Illa, solo afectará a los MIR que más se están necesitando en los hospitales de cara a atender a los posibles positivos que está dejando el COVID-19. Los médicos residentes a prorrogar como personal de formación serán los referentes a las especialidades de Medicina Interna, Medicina Intensiva, Medicina Familiar y Comunitaria, Neumología, Pediatría, Microbiología y Medicina en el Trabajo. El resto de especialidades sí serán reconocidas como médicos especialistas con la correspondiente subida de sueldo.

"Es un disparate. No tiene sentido. Los MIR que están siendo fundamentales en la pandemia del coronavirus van a seguir siendo personal de formación y el resto de especialidades pasarán a ser médicos especialistas en sus nóminas. ¿Qué clase de Gobierno es este? Es de vergüenza. Estamos muy mal. Todos los residentes nos sentimos con un gran malestar y una profunda impotencia. Hay una gran preocupación entre nosotros", sentencia con especial enfado Alfer Cala, médico residente del Hospital General de Segovia.

Una médico de Medicina Familiar que lleva un año ejerciendo como especialista sale en defensa de sus antiguos compañeros: "Teniendo la formación hecha y terminada es absurdo que el próximo 26 de mayo no se admita que los MIR han concluido, y todo con tal de tener mano de obra barata. Nosotros sabemos que nuestra profesión es sacrificada, estamos recibiendo los aplausos de la gente en los balcones con gran emoción, pero queremos que se entienda que el Gobierno se ha pasado tres pueblos con esta decisión porque ya nos toman por el pito del sereno", lamenta.

Incluso esta médico de familia va más allá. Recomienda a sus compañeros que si es necesario "vayan a la huelga haya lo que haya en España" debido al maltrato que están padeciendo por las directrices marcadas por el gobierno de Pedro Sánchez.

"Estamos desprotegidos"

Los MIR consultados también denuncian que, además de que el Gobierno aplazará sus contratos como médicos especialistas, los tienen en condiciones de desprotección sanitaria frente a la tragedia que está trayendo consigo el contagio de coronavirus: "El esfuerzo que estamos haciendo es descomunal. No tenemos el material de protección necesario. Los sanitarios que enferman se van dando de baja y nos reponen con otros MIR como si fuéramos zapatos de usar y tirar", denuncia el médico internista Alfer Cala.

Otro de los médicos residentes con los que ha podido hablar este diario, nos cuenta lo mismo que el doctor Cala, y alerta de que la falta de material los está poniendo en peligro, y no solo a ello, sino a los pacientes que llegan a los hospitales con otras patologías que no son las del COVID-19: "No tenemos EPI (Equipo de Protección Individual), y nos protegemos con batas quirúrgicas, no hay mascarillas FFP3 que son las que realmente protegen. Estamos con mascarillas quirúrgicas. Para conseguir una de estas, los médicos tenemos que firmar una autorización cuando entras en la guardia y la mascarilla te tiene que durar 24 horas. Desde el Ministerio de Sanidad nos dicen que con estas medidas valen, pero nosotros sabemos que no eso no es cierto".

Además, no se están contabilizando los casos de sospecha clínica, a estos se le envían simplemente a casa. A los sanitarios que estamos teniendo contacto con positivos en COVID-19 no se nos hacen las pruebas hasta que no tengamos fiebre. Mientras tanto podríamos estar contagiando al resto de pacientes que vienen", espeta una MIR de cuarto año que nos atiende casi sin aliento por las guardias interminables a las que se están enfrentando.

Solo operaciones de urgencia

Los médicos residentes describen lo que nadie quiere contar, pero ya está sucediendo en los hospitales españoles como consecuencia de la saturación de los servicios sanitarios. Exactamente lo mismo que pasaba en Italia hace dos semanas y el Gobierno español ignoró: "Solo se están operando los casos de oncología y las operaciones quirúrgicas de máxima urgencia, el resto de operaciones a pacientes se han cancelado", avisa la médico residente.

El MIR Alfer Cala recuerda que las medidas sanitarias que están enviando desde el Ministerio de Sanidad a los hospitales van cambiando de un día para otro. "Los protocolos están cambiando continuamente. Lo que ayer era coronavirus, hoy ya no lo es. Está siendo un desastre lo que está haciendo el Gobierno", reitera.

En cualquier caso, los R4 quieren agradecer a pacientes y ciudadanos los homenajes y centenares de muestras de apoyo que están recibiendo. "Vamos a continuar luchando contra la pandemia, aunque el Gobierno nos esté tratando mal. Como sanitarios tenemos que frenar el contagio como sea y estamos comprometidos con ello", concluye emocionado el médico residente Alfer Cala.

(Los médicos residentes consultados por Libertad Digital, a excepción de Alfer Cala, han solicitado a este diario permanecer en el anonimato para este reportaje por motivos personales y laborales)

A continuación