¿Podré llamar a Telepizza o comprar tabaco? Qué cierra y qué abre hoy en Madrid por el coronavirus

Aunque se permitirá la entrega a domicilio o el para llevar, "la permanencia en estos establecimientos deberá ser la estrictamente necesaria".

Beatriz García

Ni bares, ni restaurantes, pero tampoco tiendas. El Gobierno de la Comunidad de Madrid redactó ayer viernes una orden para luchar contra la propagación del coronavirus en la región, que implica el cierre de una larga lista de negocios.

A última hora de la tarde, se dieron a conocer los negocios que, a partir de las 00:00 horas de este sábado, una vez publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), tendrán que echar el cierre. "Se ordena la suspensión de la actividad en todo el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid de los espectáculos públicos, actividades recreativas, locales, establecimientos y comercios minoristas. Con el objetivo de garantizar los suministros de productos básicos y de alimentación a la población, podrán seguir abiertos con normalidad los comercios minoristas de alimentación, de venta de productos de primera necesidad y supermercados, entre otros", explica el Ejecutivo de Díaz Ayuso.

La medida será provisional y, de momento, estará vigente hasta el 26 de marzo. "Se adopta también al objeto de facilitar el distanciamiento social al persistir un riesgo inminente y extraordinario para la salud de la población", explican. En la práctica, esta decisión supone el cierre, entre otros establecimientos, de cines, teatros, discotecas, salas de exhibiciones, salas de conciertos, auditorios y salas de exposiciones. También están afectados por esta medida gimnasios, locales o recintos deportivos cerrados, los destinados a la práctica deportiva de uso público, casinos, salones de juego, locales específicos de apuestas y salones recreativos. Del mismo modo, se ordena el cierre de parques de atracciones, parques zoológicos, parques recreativos infantiles, verbenas, desfiles y fiestas populares. Se cierran bares de copas, tabernas y bodegas, cafeterías, bares, chocolaterías, heladerías, restaurantes, salones de banquetes y terrazas, entre otros.

Sí se permite el servicio a domicilio

En el caso de cafeterías, bares y restaurantes que permanecerán cerradas al público, el Gobierno regional ha decidido permitirles "prestar exclusivamente servicios de entrega a domicilio o para su recogida en el local y consumo a domicilio".

Esta era una de las máximas preocupaciones de los restauradores y franquiciados. "Es fundamental que los operadores puedan seguir trabajando el delivery porque, precisamente, lo que le estamos diciendo a la gente es que se quede en su casa para no contagiar", señalan fuentes de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) a Libre Mercado, una asociación que engloba a enseñas como KFC, Domino's Pizza, Mcdonald's o Vips. "No tendría sentido cerrar las cocinas, la gente tiene que comer. Es un bien de primera necesidad", añaden. En el plano económico, desde la AEF celebran que la región de Ayuso les permita "mantener una línea tan importante de negocio como es la comida a domicilio. De lo contrario, hubiera sido exagerado y hubiera golpeado muy fuerte a las ventas y a las cuentas de resultados de las empresas".

Eso sí, según el Gobierno regional exige que "la permanencia en estos establecimientos deberá ser la estrictamente necesaria". En todo caso, "se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad establecida a fin de evitar posibles contagios". El cierre no afecta a los bares y restaurantes ubicados en establecimientos hoteleros o en el interior de las instalaciones destinadas a la prestación de servicios públicos.

Burger King ya ha empezado a prepararse para las entregas a domicilio. "Desde hoy todos los restaurantes propios de Burger King cerrarán temporalmente sus puertas hasta que la situación de emergencia se dé por finalizada y seguirá dando servicio a domicilio a sus clientes como medida para contribuir a reducir al máximo la salida de los domicilios hasta que las autoridades lo recomienden", explica el gigante de las hamburguesas. La cadena ha activado un protocolo especial de seguridad para el servicio a domicilio "para garantizar la seguridad de empleados y clientes".

Telepizza también cerrará sus tiendas propias y continuará funcionando con normalidad en las entregas "sin contacto" a domicilio. "Para garantizar que esas entregas se hagan en las máximas condiciones de seguridad, tanto para sus empleados como para los clientes, Grupo Telepizza ha desarrollado un protocolo de entrega sin contacto", ha asegurado la empresa en un comunicado. Para ello, los clientes abonarán el importe de la compra mediante tarjeta bancaria en la web o en la app y recibirán el producto "en sus casas sin contacto con el repartidor".

La AEF, que también está formada por, Alcampo, Caprabo, Carrefour, DIA o Eroski, quieren transmitir "un mensaje de tranquilidad a todos los usuarios, ya que el abastecimiento de nuestros productos está plenamente asegurado en toda España y no han de tener ningún temor en este sentido".

Estancos y gasolineras

La orden emitida por la Consejería de Sanidad tampoco afecta a comercios minoristas de alimentación y primera necesidad. En concreto, podrán permanecer abiertas las fruterías, carnicerías, pescaderías, panaderías, farmacias, gasolineras, estancos, quioscos y supermercados, entre otros. Desde esta mañana, circulaba el rumor de que los estancos madrileños podrían cerrar, lo que ha provocado colas de fumadores a las puertas de los locales para no quedarse sin producto. Fuentes del sector explicaron a este periódico "que los estanqueros estaban nerviosos", pero Comunidad de Madrid no tardó en garantizarles que sí les estaría permitido abrir.

En el caso de las grandes superficies solo podrán abrir la zona habilitada con este tipo de servicios. "La permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad, quedando suspendida la posibilidad de consumo de productos en los propios establecimientos", explican.

También, podrán permanecer abiertas las tiendas de informática, de audiovisuales, las papelerías, los comercios de productos de higiene, las tiendas de animales de compañía o los comercios por correspondencia o Internet, entre otros.

A continuación