Las Marcas de Fabricante ya representan el 75% del empleo del sector

El Gran Consumo es el segundo sector más importante para la economía española, y las Marcas de Fabricante, el motor de crecimiento y dinamismo.

Promarca

El 4º estudio "Impacto económico y social de las Marcas de Fabricante en el Gran Consumo de España", presentado por ESADECREAPOLIS y Promarca, nos deja algunos datos muy relevantes a tener en cuenta: El porcentaje total de ventas (incluyendo exportaciones) de los productos de Marca de Fabricante (MF) ha evolucionado desde el 6,7% del PIB en 2008 hasta el 7,4% en 2017. Según dicho análisis y teniendo en cuenta los datos recopilados –entre otros, del INE y de las consultoras Nielsen, IRI Infoscan–, analizando la evolución de las ventas de las MF (pero sin incluir las exportaciones) con la evolución del PIB entre 2014 y 2017, a pesar de que ha habido un crecimiento del 6,2%, no se llegan a recuperar los valores del inicio del estudio. En 2008, éstas representaban un 5,1% del PIB, mientras que en 2017 suponen un 4,6%.

Las exportaciones del mercado de Gran Consumo crecen un 23,7% entre 2014 y 2017 (y un 76,9% desde 2008) gracias, sobre todo, al subsector de Alimentación y Bebidas. Por su parte, las Marcas de Fabricante son responsables de más del 91% de las exportaciones del sector de la Alimentación y Bebidas durante el mismo periodo.

El informe también analiza el impacto de las MF y las MD (Marcas de Distribuidor) sobre la generación de empleos netos, y muestra un incremento: 1.521.000 de empleos en 2017 frente a 1.392.000 en 2008. Sobre el total de creación de empleos, las MF contribuyen con un 6,2%, y las MD con un 1,7%. Las MF representan el 75% del empleo del sector, aunque pierden peso ligeramente respecto a las MD, de 4,24 veces más en 2008 a 3,6 veces en 2017. Asimismo, las MF y MD han contribuido a la recaudación de impuestos con más de 13.000 millones de euros en 2016. Del total, las MF aportan más del 80,5% frente al 82,6% en 2011.

Por otro lado, el estudio "Radar de la Innovación 2018" elaborado por Kantar y presentado por Promarca, constata que el sector del Gran Consumo ha experimentado una reducción del 30% en el lanzamiento de nuevos productos desde el 2010, a pesar de la recuperación económica de los últimos cuatro años. Los niveles pre-crisis en innovación no se han recuperado, lo cual refleja un claro fallo de mercado. A pesar de las dificultades las Marcas de Fabricante (MDF) siguen siendo el motor de la innovación, ya que, del total de las 109 innovaciones introducidas en el mercado en 2018, las Marcas de Fabricante son responsables de 9 de cada 10, llegando a aportar el 94% de los productos innovadores.

A pesar del esfuerzo de las Marcas de Fabricante por la innovación, su presencia en algunas cadenas de distribución relevantes sigue siendo muy baja. Mercadona, solo referencia un 23% de los productos innovadores de las MDF, Aldi, un 11% y la cadena que menos innovaciones referencia, Lidl, un 8%. Por el contrario, existen cadenas que pueden servir de ejemplo de compromiso por la innovación, con unos niveles altos de introducción de nuevos productos en sus lineales como Carrefour (84%), Alcampo (69%), El Corte Inglés (61%) y Eroski (52%).

Hay que tener en cuenta que el papel de las grandes cadenas de distribución es crucial para el éxito de las innovaciones, puesto que son las que deciden incluirlas en sus lineales.

No podemos pasar por alto otro factor que ayuda a la presencia y apuesta por la innovación, que son las copias de envases y presentaciones. Esto, en muchas ocasiones, confunde al consumidor e implica un aprovechamiento del esfuerzo empresarial ajeno que acaba desincentivando la innovación.

Los mercados con un alto grado de innovación crecen 4 veces más que los que no la tienen. Además, el impacto que supone para el país es incuestionable: una variación del 30% en la innovación genera un impacto de 3.000 millones de euros en el PIB y 24.000 puestos de trabajo cada año.

A continuación