La transformación de la banca: evolución a la actualidad

La digitalización bancaria, y la vanguardia tecnológica, se ha convertido en un reto mayúsculo para el sector.

Silvia Periáñez

Todavía quedan en España secuelas de la crisis financiera que azotó el país entre 2008 y 2014. Unos efectos que se pueden observar en la industria financiera, que fue la primera víctima corporativa de la depresión económica española. En 2007, España era el país con más sucursales bancarias por habitante del mundo, ya que contaba con 95,87 sucursales por cada 100.000 personas, según los datos de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Desde el inicio de la crisis, la banca ha perdido una de cada dos oficinas, volviendo a los niveles de capacidad instalada de 1980. Un contexto bancario que contrasta con la situación que atraviesan los bancos que han optado por el cambio y que se guían por la vanguardia tecnológica en el sector, un ejemplo de este hecho es Banco Mediolanum.

¿Qué ha sucedido?

La reducción de la capacidad instalada en España se debe en gran medida a la introducción de las nuevas tecnologías y estrategias dentro del mundo de las finanzas y la banca en que las relaciones económicas, especialmente por la capacidad de movilización del dinero se han caracterizado.

La digitalización bancaria, y la vanguardia tecnológica, se ha convertido en un reto mayúsculo para el sector, así como un mecanismo de supervivencia, ya que tiene la necesidad de innovarse constantemente para seguir siendo competitivos en los próximos años. Una transformación digital en la que la captación de los millenials, los menores de 35 años, así como la recuperación de la confianza perdida en la crisis económica, se convierte en una fantástica oportunidad para las entidades. Una oportunidad y también un reto para mejorar la relación con los clientes y mejorar el posicionamiento competitivo en el mercado.

Una nueva banca es una realidad en España. La alta penetración de internet y los dispositivos móviles han transformado la forma en la que los clientes bancarios se relacionan con su entidad en nuestro país. Así lo señalan estudios como el realizado por la firma consultora Juniper Research llamado "Retail Banking: Digital Transformation & Disruptor Opportunities 2017-2021". Este estudio apunta a que en 2021 una de cada dos personas accederá a servicios financieros a través de smartphones, tablets, smartwatches y ordenadores. Además, también confirma que los bancos tradicionales han permanecido un paso por detrás en la transformación, dando una importante ventaja competitiva a los bancos que trabajan de manera más vanguardista y acorde a los hábitos de consumo y uso bancario en al actualidad.

Caso de éxito: Banco Mediolanum

Banco Mediolanum es uno de los ejemplos más destacados del momento que atraviesa la banca en España gracias a su puesta a punto por lo que en tecnología del sector y la obtención de resultados positivos se refiere. Mientras que los bancos y entidades financieras optan por soluciones más dramáticas respecto a sus sucursales y oficinas, este banco del grupo bancario Mediolanum repartirá 17 millones de euros entre sus 2.900 empleados y sus más de 5.000 asesores financieros de Italia, España, Alemania e Irlanda, donde está presente la entidad, y tras los buenos resultados cosechados en 2019. Unos resultados que han superados las expectativas de la entidad especializada en el asesoramiento financiero. En lo que respecta a nuestro país, el banco repartirá más de 2,5 millones de euros de gratificación extraordinaria a los 260 empleados y los 1.020 asesores financieros del Banco Mediolanum en España.

Una situación privilegiada derivada de su compromiso por la transformación de la banca, que facilita las gestiones financieras diarias de sus clientes gracias a la aplicación de nuestras estrategias, apoyadas por la vanguardia tecnológica del momento.

A continuación