Las Comunidades Autónomas se inventan 7 nuevos impuestos

En el conjunto de España los tributos autonómicos suman 73.

Patricia Malagón

En España la fiscalidad es un entramado cada vez más complejo y varía en cada territorio. Algunos impuestos están cedidos de forma total o parcial a las Comunidades Autónomas y en función de cada región, los ciudadanos se encuentran un tramo u otro. Por ejemplo, en Madrid no se paga nada por el Impuesto sobre el Patrimonio, mientras que en otras autonomías sí. Además de esto, los gobiernos regionales tienen la potestad de crear nuevos tributos, como así ha ocurrido en el conjunto de 2019.

En total, se han creado 7 nuevos impuestos, lo que supone un 11% más que el año pasado. En el conjunto de España los tributos autonómicos suman 73. "Muchas comunidades autónomas han visto en estos impuestos una vía para incrementar sus ingresos y por ello han estado creando nuevos tributos cada año, haciendo cada vez más complejo el sistema fiscal autonómico. Sin embargo, numerosos estudios muestran que la capacidad recaudatoria de todos estos tributos es muy limitada", señala Fundación para el Avance de la Libertad en un reciente informe realizado de la mano de la Tax Foundation y la Unión de Contribuyentes.

La peor puntuación en el Índice de Impuestos Propios la recibe Cataluña ya que cuenta con el doble de impuestos que las demás comunidades autónomas: 15, a día de hoy. También en la cola del ranking se encuentran Asturias, con 7 impuestos propios y que baja 3 posiciones, seguida por Andalucía y Murcia, con 6, y Galicia y Aragón, con 5.

La mejor posición la ocupan las tres diputaciones del País Vasco ya que no han establecido más impuestos propios. En la segunda posición, se encuentra Canarias con un solo impuesto en esta categoría, seguida por Castilla-La Mancha y Castila y León con 2. Los más perjudicados en 2019 son los navarros, los aragoneses y los asturianos que bajan 3 puestos en el ranking de Impuestos Propios hasta la séptima, decimocuarta y decimoctava posición.

De 2017 a 2019, Madrid ha mejorado algo su puntuación (0,03 puntos) y logra ya una nota de 7,02, la segunda más alta tras Vizcaya. Así, Madrid sube un puesto en el ranking, pasando de la tercera a la segunda posición. Este año, la capital de España modifica la escala del Impuesto sobre la Renta rebajando en 0,5 puntos el tipo mínimo, del 9,5 al 9, y de forma retroactiva para 2018. Aunque no influya en el índice, también reforma Sucesiones al aplicar una nueva bonificación. Cabe mencionar que, de haberse descontado ya la eliminación de Hidrocarburos, Madrid adelantaría a Vizcaya y encabezaría el IACF 2019.

En cuanto al índice general, que también mide otros impuestos cedidos como el IRPF, el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el Impuestos de Actos Jurídicos Documentados; Vizcaya, Madrid, Álava, Guipúzcoa y La Rioja son los territorios que mejor parados salen. Por el contrario, Cataluña es la peor región a nivel fiscal, seguida de Asturias, Aragón, la Comunidad Valenciana y Extremadura.

A continuación