Los diputados gastaron más de 133.000 euros en taxis durante la legislatura fallida

Solo 58 diputados renunciaron a la tarjeta personalizada para viajes en taxi de la Comunidad de Madrid.

Patricia Malagón

La legislatura número 13 arrancó el pasado 21 de mayo y concluyó el 24 de septiembre, un periodo en el que el Congreso de los Diputados gastó 133.433,60 euros en taxis para pagar los viajes de sus señorías. Lo que supone un gasto mensual medio de unos 33.000 euros. Una cifra demasiado elevada teniendo en cuenta la escasa actividad parlamentaria de la legislatura fallida debido a las elecciones autonómicas y a las vacaciones veraniegas.

Además, según Europa Press, 139 diputados solicitaron a la cámara un ayuda por kilometraje por un importe total de 97.130 euros. Por tanto, el gasto en transporte durante cuatro meses de legislatura ha sido superior a los 220.000 euros. Esta ayuda se concede a quienes, en cumplimiento de sus funciones parlamentarias, usan su propio vehículo. Si es así, la Cámara Baja costará 25 céntimos por kilómetro. Pero no solo eso, el Congreso también abona el gasto en transportes como avión, tren o barco, además del aparcamiento.

¿Cómo funciona el taxi para los diputados?

La Cámara ofrece a cada unos de sus 350 miembros una tarjeta con 3.000 euros para gastar en desplazamientos en taxi dentro de la Comunidad de Madrid. Esa cifra, es la cantidad máxima que un diputado puede gastar durante un año en sus desplazamientos. Aunque, con cada nueva legislatura la tarjeta se renueva.

En este caso, de los 350 diputados, solo 58 renunciaron a la tarjeta personalizada, mientras que los 292 restantes sí hicieron uso de la misma, lo que supone un 83% del hemiciclo. Solo 23 diputados de Unidas Podemos, 10 del PSOE, 3 del PP, 1 de Ciudadanos, 5 de Vox, 2 de ERC y 4 del Grupo Mixto renunciaron a la tarjeta para moverse en taxi.

Más privilegios

Además de esta tarjeta de taxi, los diputados reciben un kit tecnológico cuando se acreditan con miembros de la Cámara Baja. Este kit se compone de un iPhone y un iPad, ambos de última generación. Solo el precio del iPad supera los 1.000 euros, al tratarse de unos de los mejores modelos elaborados por Apple. A esto hay que añadir que el salario mínimo de un diputado es de 3.800 euros mensuales y el máximo de 9.561 euros.

A continuación