La odisea de Greta para llegar a Madrid en coche eléctrico: necesita un Tesla de 88.000 euros

En Mérida hay 20 puntos de recarga y en Almaraz, donde está la central, otros 20.

LM/Agencias

Unas siete horas es el tiempo que tardaría la niña ecologista Greta Thunberg en trasladarse desde Lisboa a Madrid en un coche eléctrico para participar en la Cumbre del Clima, la COP25, que comienza este lunes en la capital de España y reunirá a representantes de más de 200 países hasta el viernes 13 de diciembre.

Thunberg se ha empeñado en llegar a tiempo a esta cita contra el cambio climático en medios de transporte que ella considera que no contaminen. En un viaje contra reloj, la sueca está atravesando el océano atlántico a bordo de un catamarán que se prevé que llegue el martes a Lisboa.

Su negativa a montarse en un avión reduce las opciones para llegar a Madrid al tren, el autobús o el coche, ya sea particular o compartido. El Gobierno socialista de Extremadura ya le ha ofrecido a Greta un coche eléctrico, aunque la sueca todavía no lo ha aceptado públicamente. Este ofrecimiento ha desatado la ira de la Plataforma ecologista Salvemos la Montaña de Cáceres, que ha pedido a Thunberg que no acepte el coche por la mina de litio que va a instalarse en Cáceres y que supondrá más de 300 millones de euros en salarios, como recoge Libre Mercado.

Un coche de 88.000 euros

Aún eligiendo desplazarse a Madrid en coche eléctrico, el problema estriba en los 627 kilómetros que separan Lisboa de la capital española, que hacen casi imposible poder recorrer el camino de una vez sin parar a recargar el vehículo.

Esto obliga a buscar el eléctrico con más baterías (y, por tanto, más autonomía) y con los puntos de recarga más rápidos para perder el menor tiempo posible.

Por el momento, esta ecuación se resuelve con el Tesla Model S Gran Autonomía (421 CV, 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y 250 km/h de velocidad).

Este modelo, cuyo precio es de 87.800 euros, dispone de una autonomía de 610 kilómetros, pero como en todos los eléctricos depende de nuestro modo de conducción o de la meteorología. Si pisamos mucho el acelerador la autonomía se reduce exponencialmente, lo que también sucede si abusamos del climatizador o de los puertos de recarga del vehículo para que nuestro viaje sea, además de confortable, placentero.

En los kilómetros a recorrer también influye si Greta Thunberg va sola (tiene 16 años con lo que requiere de un conductor) o el coche debe cargar con más gente, así como la orografía: las bajadas de puertos de montaña y las desaceleraciones en carreteras llanas permiten recargar batería sin necesidad de un enchufe.

Según las estimaciones de Tesla que ha recogido EFE, tardarían en recorrer siete horas los 627 kilómetros que separan Lisboa de Madrid.

Para que no haya contratiempos, lo que les recomienda el fabricante es utilizar los supercargadores que tiene en Mérida (Badajoz, donde cuenta con 20 puntos de recarga) y en Almaraz, donde está la central (kilómetro 200 de la autovía de Extremadura, también con 20 estaciones de recarga).

Tesla estima en 20 minutos el tiempo que deberían parar en Mérida y 35 minutos en Almaraz para recargar la batería hasta el 80% (no aconseja más por no ser necesario). Respecto al coste es de 0,29 euros por kilovatio/hora.

A continuación