Calviño reta a los sindicatos y a Podemos: defiende la indemnización por despido a 20 días

Las discrepancias de la ministra de Economía en funciones con Pablo Iglesias se manifiestan en el ámbito laboral.

Libre Mercado

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, se desmarca todavía más de Podemos. Calviño ha tildado de "relativo" que se pueda considerar "muy barato" el despido con una indemnización equivalente a 20 días por año trabajado.

En una entrevista en Ràdio 4, la ministra ha hecho esta reflexión al ser preguntada por si el Gobierno haría que no fuera tan barato despedir solo con 20 días de indemnización por año trabajado (para el despido objetivo).

"Que se considere que esto es muy barato es relativo. Cuando hacemos una comparación internacional, nuestro país no sale particularmente bajo" en este aspecto de la normativa laboral, ha argumentado la ministra.

Tanto el partido de Pablo Iglesias como los sindicatos han cargado desde el principio contra los 20 días de indemnización que introdujo la reforma laboral del PP. La izquierda, que aboga por un mercado laboral rígido e intervenido, considera erróneamente que este tipo de medidas tienen como objetivo principal abaratar el despido y perjudicar al trabajador. Pero Calviño, por muy socialista que sea, parece que no comparte este tipo de dogmas.

Este no es el primer frente que se abre entre Calviño e Iglesias, ya que ambos políticos también chocan en la nacionalización de Bankia o en la introducción de la mochila austriaca, como ya avanzamos en Libre Mercado.

Sigue negando la crisis

Respecto a la situación económica, la ministra ha seguido en su línea de negar la grave situación económica que atraviesa España. "Nadie ve en el corto plazo una crisis, y menos en España", si bien ha admitido que existe preocupación e incertidumbre acerca de la situación internacional, especialmente sobre asuntos como la guerra comercial o el "brexit".

"Todos estamos un poco traumatizados por lo sucedido en 2007, porque nadie vio la profundidad de la crisis o la segunda parte de la crisis (...), pero España sigue en fase expansiva", ha remarcado la ministra en funciones, al igual que hiciera Solbes con Zapatero.

En cuanto a los presupuestos del Estado para 2020, se ha limitado a comentar que seguirán reduciendo el déficit y la deuda, y que potenciarán las inversiones en educación e I+D, pero no ha dado detalles sobre qué elementos de progresividad fiscal pueden introducir.

Preguntada por si veía más difícil negociar con Bruselas o con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha comentado: "A mí no me asusta trabajar con personas que ven la vida de forma diferente".

A continuación