Alsa gestionará el transporte urbano de Casablanca por valor de 729 millones

Con este contrato la española Alsa prácticamente duplicará su negocio en el país norteafricano.

LD/Agencias

Alsa gestionará el transporte urbano de Casablanca (Marruecos) durante, al menos, diez años, un contrato que le reportará una facturación de unos 729 millones de euros y le permitirá prácticamente duplicar su negocio en el país norteafricano.

Alsa se impuso a la francesa RATP en la licitación convocada por el Establecimiento de Cooperación Intercomunal de Casablanca y el contrato supondrá la incorporación de 700 nuevos autobuses para atender a 100 millones de pasajeros al año.

"Estas cifras suponen prácticamente duplicar las actuales magnitudes de negocio y de actividad de Alsa en Marruecos, donde gestionará el transporte urbano en cinco de las seis ciudades más pobladas del país: Casablanca, Rabat, Marrakech, Agadir y Tánger", según la compañía española.

Alsa ha subrayado que tras el "exitoso" inicio de las operaciones en agosto en Rabat y con la incorporación de Casablanca, en 2020, operará en el país una flota de 1.700 autobuses con la que dará servicio a 350 millones de viajeros al año y facturará 174 millones de euros anuales, "consolidando su liderazgo como primer operador de transporte urbano en Marruecos".

La puesta en marcha del contrato de Casablanca –el mayor operado por una empresa de transporte española fuera del país y con una duración inicial de diez años– se realizará en dos fases.

En la primera, de transición y que se prolongará hasta noviembre de 2020, se operarán 400 autobuses, al tiempo que se acomete un plan de modernización y mantenimiento de flota, junto a los procesos de formación de personal y construcción de nuevas instalaciones.

La segunda fase supondrá la incorporación de 700 autobuses nuevos, que sustituirán a los anteriores, y la implantación de la nueva red, junto a la nueva monética (sistema de pago) y el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE).

"Gracias a esta adjudicación, los habitantes de Casablanca pasarán a disfrutar en un tiempo récord de un transporte urbano con estándares de calidad europeos y que facilitará la intermodalidad con la red de tranvías de la ciudad, dejando atrás el deficiente servicio que han sufrido en los últimos años", ha afirmado Alsa.

En un comunicado, la compañía ha asegurado que la adjudicación de este contrato ha sido posible gracias a la experiencia acumulada en 20 años en Marruecos, que le ha llevado a ganarse la confianza de la Administración y a ser reconocido por autoridades y clientes como un operador "fiable y de excelente reputación".

Además, es fruto de su compromiso a largo plazo con el país y de su capacidad de adaptación a las distintas necesidades locales, según la misma fuente.

A continuación