Gasolina por jabón: los insólitos trueques de Venezuela

El territorio con mayores reservas petrolíferas se queda sin gasolina.

Libre Mercado

La situación de Venezuela es agónica desde hace meses, y una prueba más de ello es lo que está ocurriendo con la gasolina y el diésel en el país. A pesar de ser el territorio con mayores reservas de petróleo de todo el mundo, el abastecimiento en las gasolineras no está funcionando correctamente y las colas de coches buscando repostar cada vez son mayores. Si a esto se le suma la descontrolada inflación del bolívar, la situación puede ser del todo surrealista.

Tal y como cuenta Infobae, los conductores están comenzando a pagar con trueques. "Ante el drama económico y la necesidad de comprar gasolina decidimos ofrecerle al señor que esperaba en el surtidor, un trueque. Gasolina a cambio de un jabón Palmolive para bañarse. El hombre asintió y sin esperar nada a cambio introdujo la pistola en la boquilla del carro y empezó a bombear gasolina. Cuando le dimos el jabón, nos dijo que cualquier cosa era bien recibida.", comenta un testigo directo al diario. Lo cierto es que el precio de un simple jabón para lavarse, equivale al salario que ese empleado gana después de un mes trabajando en la gasolinera.

La paradoja de la gasolina más barata del mundo

Ponerle precio a la gasolina o al diésel en Venezuela es prácticamente imposible. La última referencia del precio data de agosto de 2018, cuando un litro costaba 1 bolívar, que al cambio son unos 10 céntimos de euro. "El billete de menor denominación en el país es de 100 Bolívares y una gandola con 47 mil litros cuesta 1,78 bolívares. ¿Cuánto podrían costar 40 u 80 litros? En este ejercicio de matemática simple, la verdad es que ni me molesto por decirles cuánto costaba esa gasolina en dólares. La respuesta más sincera es: 0,000001, o sea, nada.", señala Infobae.

Con lo expuesto en el párrafo anterior, se puede llegar a la conclusión de que la gasolina en Venezuela se está regalando. Sin embargo, la otra cara de la moneda es la escasez. Salvo en Caracas, en el resto de regiones sufren y mucho para conseguir repostar. PDVSA, la empresa estatal petrolera, solo es capaz de refinar el 20% de la gasolina que demanda el mercado, haciendo que el 80% restante tenga que comprarse en el extranjero. Más de 3 millones 300 mil litros de gasolina se importaron desde suelo estadounidense hasta diciembre de 2018, según datos extraoficiales.

"Desde hace cinco años, hablamos de contrabando de extracción y de mafias internas o externas que se aprovechan del regalo y trafican combustible para venderlo a precios internacionales en la frontera con Colombia y Brasil.", señala el periodista Héctor Escandell en Infobae.

A continuación