BBVA revisa al alza su previsión de crecimiento para este año hasta el 2,3%

Pese a esta revisión, España sigue viviendo en una senda de desaceleración gradual y la situación de vulnerabilidad "sigue siendo alta".

LM/ Agencias

BBVA Research ha revisado al alza una décima su previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 2,3%, y ha mantenido en el 1,9% su pronóstico para 2020, con una estimación de 810.000 nuevos puestos de trabajo en el conjunto de los dos años, hasta reducir la tasa de paro al 12,2% en 2020.

Así figura en el informe Situación España del servicio de estudios de la entidad, presentado este miércoles por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech.

Sicilia ha explicado que pese a esta revisión "ligeramente al alza", España sigue viviendo en una senda de desaceleración gradual y la situación de vulnerabilidad de la economía "sigue siendo alta".

No obstante, ha señalado que en los próximos trimestres se prevé que la expansión continúe y se sustente en una recuperación progresiva del entorno global, en una política monetaria más acomodaticia y en unos precios de petróleo más bajos.

Asimismo, BBVA ha hecho hincapié en que este "atípico" parón de crecimiento puede deberse a causas temporales y que en adelante la tendencia sería de desaceleración, en ausencia de una recuperación más contundente del entorno global y, particularmente, de la eurozona.

Doménech ha explicado que una de las razones de la desaceleración también tiene que ver con el hecho de que la política fiscal va a cambiar de tono. Sin embargo, ha señalado que "nunca antes" se habían vivido tantos años de crecimiento y creación de empleo sin generar desequilibrios.

"Para 2020 esperamos que la política fiscal va a ser neutral y no se puede descartar que si hay Presupuestos Generales del Estado para cumplir con los objetivos del programa de estabilidad, tengamos que pasar por una política fiscal contractiva que lastre algo el crecimiento del PIB", ha remarcado.

Presupuestos

Sobre la posibilidad de que se aprueben unas cuentas públicas este año, BBVA Research ha destacado que la probabilidad de que salgan adelante "va en descenso", mientras que el retraso en la toma de posesión de los nuevos gobiernos podría ralentizar la toma de decisiones.

"Esto puede hacer que el tono del impulso fiscal cambie durante la segunda parte del año", ha apuntado, tras apuntar que por parte del gasto de las familias el camino hacia la moderación del crecimiento se consolidará. Así, esperan que se vayan dejando atrás algunos de los estímulos de trimestres anteriores como las mayores transferencias desde las administraciones públicas o el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI).

Menor demanda interna

BBVA Research ha destacado que desde principios de 2019 se está observando un composición atípica del crecimiento, "con un menor dinamismo tanto de la demanda interna como de las exportaciones". "Buena parte de este menor gasto interno se ha concentrado en las importaciones, limitando el impacto sobre el crecimiento", ha explicado Doménech.

Este año, la demanda interna se situara en dos puntos porcentuales de promedio a finales de año. "Hoy por hoy seguimos viendo que se está produciendo un parón del crecimiento que se está produciendo sin grandes desequilibrios internos y esto es una novedad", ha remarcado.

Además, el consumo público crecerá un 1,8% en 2019 y un 1,7% en 2020, respectivamente, en tanto que la formación bruta de capital se elevará un 3,1% en el primer año y un 3,4% en el segundo. También contemplan un crecimiento para las exportaciones del 1,7% este año y del 3,5% en 2020, y un repunte para las importaciones del 0,8% y el 4,1%, respectivamente.

En lo que respecta a la inversión en vivienda, BBVA Research ha subrayado que esta continuará registrando un crecimiento por encima del previsto para el PIB en 2019 y 2020, aunque "a unas tatas algo más moderadas de lo que se esperaba hace unos meses, por la mayor incertidumbre regulatoria que rodea al sector".

Preguntados por la incertidumbre política, Doménech ha señalado que está ligeramente por debajo de anteriores episodios electorales, pero que no sabe a qué se debe. También ha destacado que cada vez será más evidente la necesidad de otro tipo de políticas que ayuden a impulsar la competitividad española o que hagan más eficiente el funcionamiento del mercado laboral.

Déficit del 2,2% este año

Respecto al déficit público, BBVA Research prevé que a lo largo de este año el déficit sea del 2,2% y que haya una tendencia descendente hacia el próximo año y se sitúe en el 1,9%.

"Hay sesgos positivos por una mejor evolución de la que preveíamos en la primera parte del año como consecuencia de un incremento del gasto y un impacto positivo en los ingresos de la Seguridad Social debido a los cambios en las bases mínimas y máximas", ha apuntado Doménech.

También ha señalado que no se están teniendo en cuenta políticas adicionales que se puedan tomar como consecuencia de la aprobación de unos Presupuestos. El servicio de estudios de la entidad augura una deuda pública del 83,4% del PIB este año y del 81,9% del PIB el próximo.

Mercado de trabajo crece a menor ritmo

Respecto al mercado de trabajo, BBVA Research espera que la recuperación del mismo pierda tracción tanto en 2019 como en 2020, en línea con la ralentización del crecimiento. Así, apunta a que este crecimiento de la ocupación se traducirá en una disminución de 1,5 puntos de la tasa de desempleo, hasta el 12,7% en 2019.

Sobre el incremento del SMI a 900 euros, Doménech ha apuntado que las repercusiones están siendo "limitadas". En esta línea, ha explicado que se observa que una parte del incremento del SMI lo están absorbiendo los márgenes empresariales. Sin embargo, cree que es "una incógnita" saber durante cuánto tiempo va a durar esto. "Hoy por hoy lo que vemos es que esa parte de la evolución de los márgenes empresariales está limitando parte del efecto que el SMI podría tener en la creación de empleo", ha apostillado.

Con todo, Doménech ha afirmado que la ralentización de la creación de empleo en el resto de colectivos es "prácticamente inexistente". Del informe 'Situación España' se desprende que hasta junio se ha mostrado un comportamiento "ligeramente menos favorable de la afiliación a la Seguridad Social entre los jóvenes, los ocupados de actividades de servicios que tradicionalmente tienen salarios bajos, como el comercio y la hostelería".

A continuación