La Cámara de Comercio de Barcelona no quiere volver a responder preguntas en castellano

Su presidente, Joan Canadell, pertenece a facción más ultra del separatismo dentro de la Cámara de Barcelona.

LM/ Agencias

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, declaró ayer lunes que está pensando dejar de responder preguntas en castellano. "No es nada en contra del castellano, es que nos hace perder el tiempo", aseguró. Canadell hizo estas declaraciones en la rueda de prensa posterior a la celebración de su primer comité ejecutivo.

Canadell es un reconocido independentista, por lo que no es de extrañar que sí tenga algo en contra del castellano. El empresario catalán fundó las gasolineras Petrolis Independents y representa a la facción más ultra del separatismo dentro de la Cámara de Barcelona.

El nuevo presidente de la corporación ha sostenido que deberá "pensar bien" si repite las respuestas en castellano en las próximas convocatorias de prensa, y que en la de este lunes lo iba a hacer pero que no sabía si sería la última vez.

Además, preguntado por el buscador de empresas impulsado por la ANC para promocionar empresas afines al soberanismo, Canadell ha expuesto que la ANC es libre de hacer lo que quiera como asociación privada, y ha negado que se trate de un boicot a empresas: "No es ningún boicot".

Ha defendido que la ANC quiere fomentar con esta iniciativa compañías catalanas "arraigadas en el territorio", con contenido social, sensibles al medio ambiente, con responsabilidad social, de economía circular e industria 4.0, entre otras cuestiones, lo que le parece positivo.

A continuación