Play

Uno de cada cuatro conductores ha tenido un incidente al volante por el móvil

Gonvarri y Movistar han presentado el segundo estudio, "Españoles al Volante", distracciones y uso del móvil.

Libre Mercado

Con la intención de analizar el verdadero impacto de la tecnología en la seguridad vial, sobre todo, de detectar problemas y proponer posibles soluciones en la inseguridad en las carreteras, Movistar y Gonvarri han presentado el segundo estudio Españoles al volante, distracciones y uso del móvil.

Mucho más completo que el primero, este segundo estudio ofrece los resultados sobre una muestra ponderada por edades, sexo y comunidades autónomas de más de 2.000 personas con un error muestral de + - 2,2% y un 95% de confianza.

Son muchas las conclusiones que salen de un estudio que se puede consultar en emotional driving, y que pone de relieve realidades como que el 84% de los conductores cree que los accidentes podrían reducirse a la mitad si la tecnología impidiera el uso del móvil al volante.

Otro de los datos estremecedores de este informe es que uno de cada cuatro conductores reconoce haber tenido algún incidente al volante por culpa del móvil, siendo el 2% de ellos, accidentes graves. Lo que es seguro es que afecta ya que cerca del 77% de los encuestados asegurad distraerse a menudo cuando conduce, y el móvil es una de estas distracciones.

El "II estudio 'Emotional Driving: españoles al volante, distracciones y uso del móvil', elaborado por las compañías Gonvarri y Movistar, que se ha presentado este miércoles 19 de junio en Madrid, refleja que un 89,73% de los encuestados señala como principal causa de distracción el teléfono móvil, seguido del cansancio (64,73%) y la conducción agresiva (57,09%).

Los que más se distraen al volante

Las distracciones al volante han puesto alguna vez en peligro al 54,37% de los españoles y uno de cada cuatro asegura haber tenido un incidente menor o un susto por este motivo. De hecho, el 76,98% de los participantes declara que se suele distraer cuando conduce, siendo los más jóvenes (35 a 44 años) y los hombres quienes más desatienden la conducción.

distracciones-coche-gonvarri.jpg

Asimismo, la encuesta pone de manifiesto que 2,37 segundos es el tiempo medio que los españoles creen que se puede estar mirando al teléfono sin perder la atención en la carretera y correr peligro, subiendo esta percepción hasta los 3,55 segundos en el caso de los más jóvenes (18 a 24 años), es decir, perder la atención durante unos 120 metros que, a una velocidad de 120 kilómetros por hora, o lo que es lo mismo, una distancia mayor a la de un campo de fútbol.

En este sentido, un 35% declara que no puede estar ni un segundo pendiente del móvil sin perder la distracción, lo que supone que, por el contrario, dos de cada tres conductores piensa que no hay problema en mirar el móvil mientras se conduce.

Otro dato preocupante es que alrededor de un 10% asegura que aunque consulte el móvil al volante tiene el control absoluto de la conducción. También se extrae de la encuesta que un 20,19% afirma que alguna vez, conduciendo, ha sido recriminado por utilizarlo.

Confianza en la tecnología

Pese a todo, la mayoría (84,13%) piensa que los accidentes viales se reducirían si hubiera avances tecnológicos que impidieran usar el móvil al volante sin manos libres, mientras que un 90,58% considera que bajarían los siniestros a la mitad si impidiese conducir bajo los efectos del alcohol, drogas o cansancio.

prevenir-accidentes-gonvarri.jpg

Un porcentaje todavía más alto de conductores (95,63%) considera que disminuirían los accidentes de tráfico si todos fuésemos más responsables al volante, aunque la gran mayoría de los conductores participantes en el estudio (91,27%) asegura que conducen correctamente.

Ciclistas

Con respecto al tema de los ciclistas, del informe se extrae que los españoles al volante respetan la distancia de seguridad al adelantar a estos usuarios vulnerables. Y un 70% está de acuerdo en que los ciclistas tienen los mismos derechos a circular por carretera que los vehículos a motor, aunque el 40,43% cree que se juegan la vida al hacerlo y un 28,87% opina que pueden convivir sin problema.

ciclistas-gonvarri.jpg

Destaca que un 30,70% de los participantes en el estudio (sobre todo mujeres) declara que los ciclistas no tienen los mismos derechos a circular por carretera que los vehículos a motor y que, por tanto, deberían circular por otras vías.

Por otro lado, ante los distintos casos de atropello a ciclistas en carretera, el 60% de españoles considera que son los conductores los culpables (59,82%). Sin embargo, el 51,44% cree que los siniestros son provocados por el estado de las carreteras y un 44,25% opina que la culpa la tienen los ciclistas. Un 11,31% señala que se trata de incidentes puntuales y no hay ningún problema de convivencia entre vehículos a motor y ciclistas.

Todos estos datos han sido presentados por Josu Calvo, consejero delegado de Gonvarri; Juan Llovet, director corporativo de Comunicación y Sostenibilidad de Gonvarri; Elena Valderrábano, directora de Ética Corporativa y Sostenibilidad de Telefónica; y David Martín, director de Investigación del Instituto Sondea, quienes han instado a la sociedad a llevar a cabo cambios de conductas al volante para no volver a tener estos datos que han calificado de "preocupantes".

El riesgo del móvil

2,37 segundos es el tiempo medio que los conductores creen que pueden estar al teléfono sin perder la atención en la carretera y sin correr peligro, tiempo que en el caso de los jóvenes de 18 a 24 años sube a los 3,55 segundos, lo que supone si se va a 120 kilómetros por hora se recorren 120 metros, una distancia mayor a la de un campo de fútbol.

El 54,37 por ciento de los conductores admite que una distracción al volante les ha puesto alguna vez en peligro y el miedo a tener un accidente es el principal motivo que hace conducir de manera más segura y responsable para el 82,49 por ciento de los encuestados, sobre todo a las mujeres, a los que hacen pocos kilómetros anuales y a los que usan coches utilitarios.

Le sigue muy de cerca la responsabilidad de llevar a personas consigo y pensar en su familia, de tal forma que seis de cada diez encuestados aseguran que alguna vez han levantado el pide del acelerador al pensar en alguna pensando que "lo importante es llegar".

Temeridades

El estudio destaca que cuatro de cada diez –los hombres y los que hacen más kilómetros anuales en mayor medida– piensan que es imposible no saltarse los límites de velocidad.

Asimismo que un 62 por ciento piensa que es inevitable cometer alguna imprudencia al volante, que más del 10 por ciento defiende que las normas están para saltárselas y que un porcentaje similar afirma que aunque consulte el móvil tiene el control absoluto de la conducción

Además que un 18 por ciento –sobre todo hombres y de más de 55 años– considera que el consumo de alcohol moderado no afecta a sus reflejos a la hora de conducir y un 8 por ciento admite conducir de manera agresiva.

A continuación