Santander mejora el ERE: prejubilaciones desde los 55 años con el 75% del salario

La entidad ha mejorado las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que prevé acometer este año.

LM/ Agencias

La dirección de Santander ha mejorado las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la entidad prevé acometer este año, extendiendo las prejubilaciones con el 75% a todos los empleados de más de 55 años, suprimiendo la movilidad de entre 75 y 100 kilómetros y comprometiéndose a reducir el número de afectados.

Según informaron fuentes sindicales tras la quinta reunión formal de la mesa negociadora, Santander ha ofrecido prejubilaciones con el 75% del salario pensionable o el 72% más el 58% del complemento voluntario para los empleados de entre 55 y 61 años, unas condiciones que hasta ahora solo ofrecía a partir de los 58 años.

Para los mayores de 62 años, el banco efectuará un pago de 20 días por año trabajado, con el límite de una anualidad, y sin primas.

Asimismo, ha incluido a los trabajadores de 50 y 51 años en el grupo de los de 52 a 54 años, a los que les ofrece dejar la entidad con el 60% del salario pensionable de seis anualidades, con un tope máximo de 380.000 euros, sin descuento por desempleo y con un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, actualizable hasta un máximo del 3%.

A este grupo también dará primas de 2.000 euros por cada trienio completo trabajado, una prima adicional de entre 5.000 y 30.000 euros en función de su antigüedad y otra de 15.000 euros.

Por su parte, los empleados de menos de 50 años o que no cuenten con al menos 15 años de antigüedad podrán dejar la entidad con una indemnización de 40 días por año trabajado, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Este colectivo también tendrá primas de 2.000 euros por cada trienio de antigüedad y otras de entre 5.000 y 30.000 euros en función de los años que lleve en el banco.

La reducción del número de afectados, por el momento fijado en 3.464 salidas desde las 3.713 iniciales, se determinará en la próxima reunión.

En cuanto a la movilidad, se ha suprimido el tramo de entre 75 y 100 kilómetros, como exigían los sindicatos, por lo que los empleados podrán ser desplazados hasta 75 kilómetros tanto si se cierra la oficina como si no, con las indemnizaciones y condiciones del acuerdo suscrito en 2017.

Según los sindicatos, la dirección del banco ha comunicado que ya no tiene más recorrido para seguir mejorando las condiciones del acuerdo, dejando entrever que la presentada hoy ha sido su oferta final. La próxima reunión se celebrará el jueves, jueves 12 de junio.

A continuación