La contratación indefinida echa un jarro de agua fría a los datos del paro del Gobierno

Que de los 2 millones de contratos que se firmaron en el mes de mayo, sólo 184.161 fueran indefinidos, muestra la debilidad del mercado laboral.

Beatriz García

Récord histórico, mínimos desde hace 10 años, el mejor mayo… El Ministerio de Trabajo ha publicado a primera hora de la mañana los datos del paro del quinto mes del año, y aunque la versión del departamento de Magdalena Valerio se deshace en alabanzas con las cifras de desempleo, la realidad es que el mercado laboral está dejando entrever algunas sombras preocupantes.

Las luces están en los 84.075 parados menos que se registraron en las oficinas del antiguo Inem en mayo, un 2,6% menos respecto al mes de abril, y una cifra prácticamente similar a la de un año antes.

Esta caída ha hecho que el volumen total de desempleados en España se sitúe en 3.079.491 personas, lo que supone el nivel más bajo en este mes de los últimos diez años. Hay que remontarse a 2008 para encontrar un mes de mayo por debajo de la barrera de los 3 millones de parados. Entonces, en nuestro país sólo había 2.353.575 personas en situación de desempleo.

paro-mayo-series-19.jpg

Como contrapeso, y como puede verse en la tabla, la caída del paro ha reducido su ritmo en términos interanuales. Así, en los últimos 12 meses se registraron 172.639 parados menos, un 5,31% menos que un año antes, lo que supone la cifra más baja desde mayo de 2014, cuando el paro subía año tras año.

Mayo, un mes 'estrella' para el empleo

Tradicionalmente, mayo es un buen mes en términos de empleo (de los mejores del año) por el arranque de la campaña veraniega. Es por eso que el sector servicios fue el que más recortó el número de parados, con un descenso de 54.762 desempleados, seguido de la construcción (9.040 parados), la industria (8.085 personas) y la agricultura (7.864 parados menos).

Esa es la razón de que el dato del paro sea menos optimista en términos desestacionalizados. Y es que, una vez eliminado el efecto calendario de la temporada turística, el desempleo bajó en el quinto mes del año en 20.073 personas. Este dato es mejor que el de mayo de 2018, cuando el paro desestacionalizado bajaba en poco más de 3.000 personas.

Por el lado de la ocupación, aunque las cifras sean positivas, también hay algunos matices. La buena noticia es el récord de afiliación acumulado de este mes, que con 211.752 cotizantes más suman un total de 19.442.113 afiliados en la Seguridad Social, superando a los máximos de 2008.

barras-afiliacion.jpg

Se trata de la cifra más alta en un mes de mayo y el segundo mejor registro histórico en cualquier mes. Sólo julio de 2017, con 19.493.050 cotizantes, superó a este dato. Hace un año, con Mariano Rajoy todavía en el Gobierno, el mercado laboral se anotaba otro hito en la creación de empleo, tras sumar 237.207 cotizantes más, al sistema respecto al mes de abril.

afiliacion-mayo-19.jpg

Como puede verse en la tabla, en términos interanuales, el ritmo de afiliación también se ha desacelerado. Y es que en los últimos 12 meses se han sumado 526.446 cotizantes más al sistema, sólo un 2,78% más, lo que supone el porcentaje más bajo desde 2016. Fue en mayo de 2006 cuando se produjo el récord absoluto de un mes de mayo en creación de empleo. En plena burbuja inmobiliaria se superaron los 900.000 afiliados interanuales.

Teniendo en cuenta el sector donde se está creando empleo, la realidad es que la hostelería es la que tira de la afiliación este mes, con 76.591 de los ocupados. A este sector puramente vacacional le siguen las actividades administrativas, que ganaron 23.157 afiliados; las actividades Sanitarias y Servicios Sociales, con 16.193 más, y la clasificación que engloba al Comercio y Reparación de Vehículos de Motor y Motocicletas, con 12.528.

El 91% de los contratos son temporales

Pero el jarro de agua fría a los datos del Ministerio que dirige Magdalena Valerio ha venido por el lado de la contratación indefinida, que vuelve a caer por cuarto mes consecutivo y después de registrar 60 meses en positivo. Este cambio de tendencia refleja tanto la falta de confianza de los empresarios en el futuro, como la apuesta del mercado laboral por sectores plenamente estacionales.

En concreto, en mayo, de todos los 2.075.741 contratos que se cerraron sólo 184.161 firmas fueron para contratos indefinidos (apenas el 8,9% del total), mientras que el 91% fueron temporales.

paro-indefinidos-mayo.jpg

Fue el pasado mes de febrero cuando se produjo la primera caída de los contratos indefinidos y, desde entonces, el desplome no ha hecho más que acentuarse. Si hace cuatro meses se registraba un descenso del 3,2% en la contratación fija respecto al mismo mes de 2018, ahora, esa bajada ya es del 7,9%.

Llama la atención que esa pérdida del empleo de calidad, que tanto se esforzaba en denunciar el PSOE cuando estaba en la oposición, no haya hecho más que acentuarse con su mandato. De hecho, en Libre Mercado ya publicamos la treta del Ministerio de Trabajo para intentar ocultar esta caída de la contratación indefinida haciendo desaparecer este término de sus notas de prensa.

"Que el Banco de España pida perdón"

A pesar de estas cifras agridulces, la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, no ha dudado en sacar pecho de sus resultados en la rueda de prensa de esta mañana. A preguntas de esRadio, Valdeolivas no ha dudado en instar al Banco de España a a que "pida perdón" a su propio Gobierno y deje de lado "los malos augurios" sobre el empleo por la subida a 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) porque "no se corresponden con la realidad".

"Los malos augurios a los que nos tiene acostumbrados el Banco de España y su gobernador no se corresponden con la realidad y para nuestro lamento producen alarma", ha criticado Valdeolivas, tras insistir en que "el mercado de trabajo es muy sensible" y que los datos de contratación "son mostrencos".

A continuación