Hacienda continúa su 'caza' a los recién casados

"De repente, llamaron a la puerta. Era una mujer, muy amable, exigiéndome las facturas de mi boda, que fue en el año 2016", cuenta una afectada.

Libre Mercado

Desde hace unos años Hacienda tiene a bodas, bautizos y comuniones en su punto de mira. Fue con Cristóbal Montoro al frente del Ministerio cuando el fisco empezó a visitar a los recién casados para controlar sus cuentas tras el enlace. Los gastos del banquete, las transferencias de los invitados, los regalos... a los inspectores les interesa cualquier detalle nupcial. Y claro, no dudan en pedir la factura de todo, incluso aunque hayan pasado años desde el evento.

Este el caso de una afectada en Asturias. "De repente, llamaron a la puerta. Era una mujer, muy amable, exigiéndome las facturas de mi boda, que fue en el año 2016. Esa misma semana, Hacienda también fue a casa de unos amigos que se habían casado dos meses después", cuenta la afectada a El Comercio. Como había pasado tanto tiempo desde el enlace, "ya no guardaba nada. Conseguí algunas facturas, como la del restaurante, pero otras ni me las han mandado ni me las mandarán. No han sido muy duros, me han dicho que si consigo más información se la reenvíe", explica.

Para evitar la multa de Hacienda, los regalos de la boda deberían haber tributado por el Impuesto de Donaciones desde el primer euro, aunque los inspectores están intentando tranquilizar a los contribuyentes asegurando que no es su situación la que se pretende fiscalizar.

Se les hace, "un requerimiento de información" para comprobar las cuentas de los negocios relacionados con el sector nupcial, ha asegurado el delegado de la Agencia Tributaria en Asturias, José Ignacio Rollán. Según su explicación, lo que pretenden es reunir datos "que sirvan a una investigación ya en marcha o de manera genérica para seleccionar contribuyentes a los que analizar en el futuro". El restaurante, la empresa de fotografías, la de las flores, el Dj... se excusan en que son ellos su verdadero objetivo mientras siguen visitando a los recién casados.

A continuación