Valencia podría tener su propia London Eye con 120 metros de altura

Una sociedad vinculada a la empresa que creó la noria de Londres está promoviendo este nuevo proyecto.

Libre Mercado

La mítica noria gigante londinense, llamada London Eye, podría ser una realidad en La Marina de Valencia. Una sociedad vinculada a la empresa que creó la noria de Londres está promoviendo este nuevo proyecto. Circular View SL está detrás de la nueva construcción que podría tener 135 metros de altura.

El Consorcio Valencia 2007, que gestiona La Marina, ha confirmado que están valorando este nuevo proyecto desde hace meses, según informa El Economista, aunque todavía no cuenta con luz verde, dado que es una obra que requiere mucho análisis y detalle por parte de las instituciones.

Al parecer, la noria gigante valenciana podría tener 120 metros de altura, 7 metros más baja que l’Assut de l’Or, el punto más alto de la ciudad que se encuentra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La compañía quiere crear esta construcción alrededor de la pérgola modernista del norte de La Marina, donde se encuentra el Marina Beach y un puente móvil que permite el tránsito a los coches de Fórmula 1 cuando había circuito urbano. La fórmula podría ser una concesión de dicho espacio a cambio de un canon. El lugar elegido haría que esta noria pudiera verse desde muchos puntos de la ciudad, como por ejemplo la Playa del Cabanyal y se convertiría en un nuevo icono de Valencia.

Pero un proyecto de estas características necesita de cierto estudio. Por eso, el Consorcio Valencia 2007, integrado por el Gobierno de España, la Generalidad Valenciana y el Ayuntamiento de Valencia, está estudiándolo. Por tanto, lo que queda claro es que habrá que esperar para conocer la resolución del organismo, dado que es un proyecto que alteraría las vistas de la ciudad y supone una obra de gran magnitud.

Circular View, la sociedad nacida en 2017, tendrá que enfrentarse a un enjambre burocrático compuesto por seguros, fianzas, planes financieros y garantizar que no tendrá impacto económico negativo en el erario público. A pesar de ello, sus impulsores están confiados en el proyecto y buscan el respaldo de los fondos de inversión para sacarlo adelante. Su principal argumento es el éxito del London Eye, una infraestructura convertida en todo un icono de la ciudad y en uno de mayores atractivos turísticos del Reino Unido con millones de visitantes al año.

A continuación