La modernidad en los servicios funerarios

Gracias a los servicios funerarios online los familiares del fallecido pueden contratar de forma más sencilla.

Luis Morcillo

Desde su llegada a mediados de los años 90 no ha hecho más que hacer más fácil la vida de todas las personas. Y es que se puede afirmar con total rotundidad que internet es hasta hoy uno de los inventos más importantes (si no el que más) de toda la historia de la humanidad.

Tal ha sido su repercusión, que hoy incluso aquellos sectores que parecían menos compatibles con las nuevas tecnologías, han sabido comprender todas los beneficios que se pueden conseguir a través de internet.

Uno de ellos es el sector funerario, un mundo hasta que hace no tanto estaba destinado únicamente a su vertiente física, y que hoy ha visto modificados sus servicios gracias a estos avances.

Servicios funerarios online

¿En qué ha mejorado el servicio online al servicio offline dentro del ámbito funerario? Aunque es un vehículo en el que ambas partes (funeraria y cliente) se ven favorecidos, la verdad es que es el cliente el que más se puede aprovechar, sobre todo en términos de comodidad.

Gracias a los servicios funerarios online los familiares del fallecido pueden contratar todos los servicios de forma más sencilla.

  • Contratación del féretro. Además, al ser un servicio al alza puede contar con mayor variedad de ataúdes para escoger.
  • Elección de inhumación o cremación del difunto.
  • Elección del cementerio donde descansarán los restos. En caso de que el difunto haya muerto en una localidad distinta a donde vaya a ser enterrado, una funeraria online se puede hacer cargo del traslado
  • Elección de la ceremonia. Si es civil o religiosa. En caso de que el fallecido tuviera otras creencias religiosas, también se puede contratar una ceremonia acorde a sus creencias.
  • Compra de flores para honrar la memoria del fallecido. Incluso para familiares que se encuentran en una población muy lejana tienen la alternativa a través de los servicios online de poder comprar flores aunque no puedan acudir al sepelio.
  • Servicios de exhumación. Bien sea porque se quiera dar una nueva ubicación al difunto o porque se quieren incinerar los restos, también es posible contratar de forma más sencilla un servicio de exhumación que en algunos casos se vuelve como algo complicado.
  • Huella digital. También se pueden hacer cargo de hacer desaparecer todo el rastro que acaba de dejar el fallecido en Internet.

Se entiende que despedirse de un ser querido es un proceso tan natural como doloroso, por eso, la intención de estas funerarias online es hacer que el cliente, además de tener que soportar con esta carga emocional, no tenga que pasar por unos trámites. Trámites que son necesarios pero de los cuáles se puede hacer cargo un equipo especializado en gestionar la muerte de una persona, tanto en el ámbito administrativo como en el plano humano.

Además, todo esto lo pueden hacer a cualquier hora del día durante los 365 días del año.

¿Qué ganan las empresas funerarias?

Sobre todo al poder ofrecer un servicio más eficiente, pueden tener la certeza que dentro del pesar del cliente se irá más satisfecho que otro que tengan que cumplir con unos trámites que casi siempre resultan pesados. Esto, obviamente repercutirá en la opinión de éste y terminará por ofrecer los servicios cuando alguno de sus allegados tenga que pasar por el duro trance de tener que decir adiós a un ser querido. Dicho de otra forma, es una forma de potenciar su imagen de marca y de que sean percibidas como un apoyo perfecto para unos momentos difíciles.

eFuneraria, pioneros en el sector

Aunque en la actualidad este servicio ya lo ofrecen otras entidades, lo cierto es que el término funeraria online está íntimamente ligado a eFuneraria, quien ofrece servicios funerarios en internet desde hace unos años tras ver la imposibilidad de no poder tener todo bajo control que tenían los clientes.

Además, el cliente que acceda a sus servicios tendrá en todo momento el asesoramiento y la gestión administrativa necesaria para que tenga la certeza de que no será engañado debido a la comprensible debilidad emocional que muestra en esos momentos.

Dando un paso al frente

Aunque pueda parecer que este servicio ha tocado techo, nada más lejos de la realidad y, como ocurre en cualquier sector, todavía existen mucho margen de mejora.

Desde no hace tanto, al cliente online también se le da la opción de poder adquirir joyas funerarias, que son colgantes donde se puede incluir desde una parte de sus cenizas hasta su huella digital con los datos y acceso a sus cuentas y redes sociales. Además, estas joyas están fabricadas bajo procedimientos y materiales que garantizan que lo que queda en su interior permanecerá para siempre junto al portador. Gracias al servicio de las funerarias online, el recuerdo de los días en los que su tuvo que decir adiós a los seres queridos serán un poco más llevaderos.

La importancia de crear una buena imagen

Se está hablando de un sector cuyo servicio es importante. Se entiende que en su contratación va implícito un sentimiento de vacío que requiere la ayuda de un personal que no solamente se encargue de hacer que los más allegados se tengan que olvidar de todo el proceso burocrático, sino también que sea capaz de reconfortar el estado de ánimo de aquellas personas que han tenido que decir su último adiós a un ser querido.

Por eso, la imagen de marca en el sector funerario es imperativa. No se trata solamente de ofrecer los mejores anuncios en medios o de haberse sabido complementar con las exigencias del siglo XXI, sino en saber que la vulnerabilidad del cliente en estos casos es exponencialmente mayor.

Más que servicios o productos, cualquier empresa lo que vende son sensaciones, son momentos y ciertamente, existen pocas situaciones que requieren más del calor humano que las que ocurren en torno a lo relacionado con la funerario. Además, en los tiempos que corren, donde el consumidor lo que quiere es sentirse especial, es importante hacer de la naturalidad el punto diferenciador entre una empresa y sus competidores.

Pero no se trata únicamente de tener una identidad y querer mostrarla. El principal cometido en este sector (y en cualquiera) es hacer que esta identidad se corresponda con la imagen con la que el cliente mira a la empresa.

A continuación