Bugatti vende el coche más caro de la historia por 11 millones de euros

El comprador podría haber sido Ferdinand Piëch, expresidente de Volkswagen y coleccionista de vehículos.

Libre Mercado

La industria del lujo nunca muere. De hecho, crece y mucho. No hay más que ver la última noticia del sector. La conocida marca de coches Bugatti ha conseguido vender el coche más caro del mundo por 11 millones de euros. El vehículo, llamado La Voiture Noire, ha sido comprado por un fan de la marca del cual se desconoce la identidad que ya cuenta con más coches de la empresa.

Aunque, según deja entrever Bloomberg, el comprador podría haber sido Ferdinand Piëch, expresidente de Volkswagen y coleccionista de vehículos. Sea como fuere, la empresa francesa ha marcado un nuevo hito dentro de la automoción y del sector del lujo creando una pieza exclusiva, de la que solo existe una unidad.

El coche, como su nombre indica, es de color negro azabache y su línea es deportiva, con bastantes toques minimalistas y modernos. Según afirma el presidente de Bugatti, Stephan Winkelmann, este vehículo combina velocidad, tecnología, lujo y la estética de la nueva era de los coches que está echando a andar tras la revolución en la movilidad. Este modelo ha sido fabricado a medida, imitando lo que se hace en los talleres de alta costura de París. "Es mucho más que una interpretación moderna del Type 57 SC Atlantic, de Jean Bugatti, se trata de una fiesta estética", asegura Winkelmann.

Para muchos, más que un coche, se trata de toda una obra de arte de la automoción. Todos los componentes del coche, desde las alfombrillas hasta los espejos retrovisores, han sido fabricados a mano. El material predominante es la fibra de carbono y cuenta con seis tubos de escape. En cuanto a los detalles técnicos, el motor es de 16 cilindros, 1,103 kW / 1,500 CV y 1,600 Newton-metros de par motor. Una joya de la ingeniería. "Es el corazón del vehículo y una obra maestra técnica. No hay otro coche en el mundo con tal motor", detalla Winkelmann.

El resto de los mortales tendrán que conformarse con acudir al Salón de Ginebra 2019, donde el coche será expuesto para ser admirado por los miles de visitantes que acudirán hasta la ciudad suiza. Una obra con la que Bugatti celebra sus 110 años de historia por todo lo alto.

A continuación