Carmena abre el proceso para expropiar un edificio en Lavapiés

BBVA es el dueño de la propiedad que consta de 43 viviendas.

Libre Mercado

Manuela Carmena inicia los trámites para expropiar un edificio en Lavapiés. Así lo ha anunciado el propio Consistorio madrileño en un comunicado, que justifica esta decisión en la necesidad de rehabilitar el edificio.

"Tras años de incumplir reiteradamente las órdenes de ejecución dictadas desde 2001 para la reparación de las graves deficiencias que dificultan la habitabilidad del edificio situado en la calle Ventorrillo 7 por parte de sus propietarios, el Ayuntamiento de Madrid va a iniciar el procedimiento para declarar el incumplimiento del deber de conservar o rehabilitar que puede concluir con la expropiación del edificio, tal y como prevé el artículo 46 de la Ordenanza de Conservación, Rehabilitación y Estado Ruinoso de las Edificaciones", ha explicado. Según han publicado varios medios, BBVA es el dueño de la propiedad.

El Ayuntamiento de la capital añade que inicia esta vía "al constatarse en la última inspección, realizada el pasado 6 de febrero, que las obras de reparación ordenadas por los técnicos municipales no habían sido realizadas, lo que además supondrá la imposición de la tercera multa coercitiva por importe de 3.000 euros para el actual propietario de la finca, una entidad bancaria que lo adquirió tras una ejecución hipotecaria".

Un local comercial, dos almacenes y 43 viviendas

El Ayuntamiento de Madrid ha dado el paso "para garantizar la conservación del patrimonio residencial de la ciudad y adquirir viviendas para destinarlas al alquiler social en un barrio, con un mercado inmobiliario especialmente tensionado por el alza de precios que está sufriendo casos de expulsión de sus residentes".

Ahora Madrid presume de que con esta decisión "se sumaría así otras ciudades europeas que empiezan a adoptar medidas contra la creciente especulación como Barcelona, que ha reactivado el proceso de expropiación de pisos vacíos de bancos para necesidades sociales, o Berlín, donde se prepara un referéndum sobre la expropiación de viviendas a grandes propietarios".

Según su versión, la finca de Ventorrillo 7 fue construida en el año 1900 y forma parte del Conjunto Histórico de la Villa de Madrid. Con una superficie de 1.977 metros cuadrados cuenta con un local comercial, dos almacenes y 43 viviendas, de las cuales solo dos pudieron ser inspeccionadas en la última visita por hallarse el resto tabicadas. "Sus actuales inquilinas son personas de la tercera edad con rentas antiguas a las que, en caso de producirse la expropiación, el Ayuntamiento de Madrid ofrecería una nueva vivienda en virtud del convenio con la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo para la aplicación del programa de emergencia residencial".

A continuación