El Gabinete Inmobiliario de 'Es la tarde de Dieter' responde a las grandes preguntas sobre el alquiler

Es la Tarde de Dieter estrena su gabinete inmobiliario con Marcos Sánchez Foncueva y Juan Fernández Aceytuno

Libre Mercado

La evolución del mercado inmobiliario, tanto en el capítulo de compra y venta como en el de alquiler es actualidad diaria y preocupación de diferentes sectores sociales, en especial, entre los más jóvenes que cada vez tienen más difícil el acceso a la vivienda en las grandes ciudades, polos de atracción de empleo.

Por este motivo Es la Tarde de Dieter en esRadio ha estrenado un Gabinete Inmobiliario con expertos en el sector para analizar una vez al mes la situación de mercado inmobiliario.

En este primer gabinete, Dieter ha contado con el director gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas, Marcos Sánchez Foncueva, y con el consejero delegado de la Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno. Ambos hicieron un diagnóstico de la situación que vive el mercado del alquiler en las grandes capitales de España y propusieron algunas soluciones para frenar la escalada de precios que está experimentando. Unas soluciones que van en la dirección opuesta a la aprobada por el Gobierno y que tumbó la pasada semana el Congreso.

Sánchez Foncueva explicó que "evidentemente las tensiones en el alquiler existen", pero son "una cuestión de mercado, de oferta y demanda". Para Fernández-Aceytuno hay un problema básico de diagnóstico "tanto en el alquiler como en la compraventa". En este sentido, puso el dedo en la llaga al decir que la Ley Hipotecaria y la Ley de Arrendamientos Urbanos son leyes "proteccionistas con el que ya está dentro. El que tiene una hipoteca o ya está alquilado está encantado", pero el que tiene que pedir una hipoteca o sacar una vivienda en alquiler se lo piensa dos veces y "eso impide el acceso a nuevas personas a la vivienda" y más concretamente a los jóvenes.

Para Marcos Sánchez Foncueva que la administración diga que va a hacer 20.000 viviendas no es una solución suficiente porque "esas viviendas no se hacen de hoy para mañana y edificarlas con suelos públicos requiere un desarrollo urbanístico que se prolonga durante mucho tiempo", por lo que "sólo este anuncio no provoca efecto". Entonces, ¿por dónde pasa la solución? Recordaba Foncueva que las administraciones tienen cedidos muchos metros cuadrados de los promotores de desarrollos urbanísticos y lo que tienen que hacer es programar esos metros cuadrados para que la vivienda se construya y se haga de forma efectiva y rápida. Es la manera de "poner suelo en el mercado" y destinarlo ya a uso residencial.

Juan Fernández-Aceytuno insistía en que los jóvenes en las grandes ciudades, con salarios que crecen menos que las pensiones y con una mentalidad distinta, ya que piensan en que quizá tengan que trabajar fuera o que van a heredar una casa, empiezan a estar fuera del mercado inmobiliario y "les estamos dificultando el acceso a la vivienda". Por eso insistía en que "falta un diagnóstico sensato y sereno".

Consejos

Respecto a los jóvenes que ya tienen el problema encima de la mesa y no encuentran vivienda de alquiler, Marcos Sánchez Foncueva recomendó explorar algunas alternativas como el co-living –"los amigos que se ponen de acuerdo y compran entre varios una vivienda para vivir todos en ella", lo que abarata mucho los costes–. Y otra opción es la de que los jóvenes no busquen en las zonas donde el precio está más caro. "Si buscas vivienda y lo haces en el extrarradio todavía hay buenas opciones".

Por su parte Juán Fernández-Aceytuno recordó que la burbuja que hubo en España antes de la crisis era generalizada en todo el país. Ahora los precios están disparados en Madrid y Barcelona, pero no así en el resto de provincias y ciudades. Por este motivo, y como "acceder a una vivienda está siendo muy difícil, aunque suene muy duro quizá lo primero que debemos preguntarnos no es si voy a comprar o alquilar una vivienda en Madrid o Barcleona, sino si tengo que buscar trabajo fuera de Madrid y Barcelona".

Marcos Sánchez Foncueva no se resistía y solicitaba algo de sensatez a los legisladores: "Lo que tenemos son ocurrencias de regular contra una de las partes. Cuando lo haces para proteger al inquilino, bien, pero si lo que haces es legislar contra la propiedad, el propietario de vivienda vacía no la saca en alquiler, lo que hace es retenerla".

Pisos turísticos

Ambos coincidían, finalmente, en destacar que la llegada de los pisos turísticos no son en absoluto culpables de la subida de los precios del alquiler. "Puede contribuir en un porcentaje" muy pequeño, pero "no es la causa". El problema, insistía, "es de seguridad jurídica".

En definitiva, ambos expertos abogaban por poner en marcha "ideas a corto, medio y largo plazo. Poner a largo plazo 20.000 viviendas está muy bien, pero a corto plazo lo que han hecho es una ley que va en la dirección contraria a lo que el mercado necesita. Y lo que necesita el mercado es que, si un propietario tiene una vivienda vacía, lo que quiere es que le blinden y que si no le pagan pueda buscar otro inquilino. Esto pondría muchas viviendas vacías en el mercado del alquiler".

A continuación