La Comunidad de Madrid recauda un 7% más sin subir impuestos

Madrid crece a un ritmo del 3,8%, superior a la media nacional.

D.S.C.

La economía de Madrid sigue creciendo con fuerza. En el tercer trimestre del presente año 2018, la producción de la región que gobierna el popular Ángel Garrido ha aumentado a un ritmo del 3,8%. Esta cifra se sitúa muy por delante de los niveles medios que se esperan para el conjunto de la economía nacional, que se sitúan cerca del 2,5%.

Todos los sectores han mejorado sus niveles de actividad. La industria, que representa cerca del 9% del PIB autonómico, avanza a un ritmo del 1,3%. La sanidad, la educación y los servicios sociales crecen también con fuerza, con una expansión del 4% en el tercer trimestre del año. El sector servicios sube al 3,9% y ya supone casi el 87% de la producción madrileña, mientras que el comercio, la hostelería y el transporte avanzan al 2,6%.

A final de año, el gobierno de Garrido espera que la economía de la región haya crecido un 3,4%, aunque no se descarta una posible revisión al alza de esta cifra. Cabe destacar que, desde 2015, todos los trimestres se han cerrado con tasas de aumento del PIB superiores al 3%, señal de la robustez con la que Madrid ha experimentado la recuperación económica.

De cara a 2019, la Comunidad de Madrid espera que el PIB regional aumente un 2,9% y llegue a 218.191 millones de euros, lo que supone el 19,5% del total nacional, por encima de cualquier otra autonomía. En términos per cápita, esto supondría 33.809 euros por habitante, frente a los 24.999 del conjunto del país.

El número de afiliados a la Seguridad Social ya rebasa el umbral de 3,1 millones de personas. La EPA del tercer trimestre de 2018 certifica que esa mejora progresiva de las cifras de empleo ha permitido reducir la tasa de paro hasta el 11,9%, mejorando en 2,7 puntos el 14,6% que se observa en toda España. De cara a 2019, dicha brecha irá a más, puesto que el paro en toda España será del 13,8% pero solo llegará al 10,1% en Madrid, una diferencia de 3,7 puntos.

Las políticas de austeridad aplicadas desde los años de Esperanza Aguirre han permitido que Madrid salga relativamente bien parada tras el impacto de la crisis, puesto que el déficit esperado para 2019 es de apenas el 0,1% del PIB. La deuda también se estabilizará en niveles del 13,8%, situándose entre las más bajas del panorama autonómico.

El cuadro fiscal propuesto por el gobierno de Garrido para 2019 incluye algunos beneficios fiscales. En el IRPF, el tipo mínimo pasará al 9%, siendo el más bajo de todo el país. En Sucesiones y Donaciones se ampliarán las bonificaciones y los mínimos exentos. Por último, la adquisición de vivienda habitual tendrá un gravamen más bajo en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Pese a estas rebajas selectivas de los impuestos, el gobierno espera que los ingresos de las arcas regionales crezcan a una tasa del 7%, en virtud del crecimiento de la actividad económica. Eso sí: el actual sistema de financiación hace que solo 11 de cada 100 euros generados en Madrid sean manejados por la Administración autonómica.

A continuación