El coche autónomo podría eliminar hasta el 90% de los vehículos en la ciudad

Una ciudad basada en una flota de vehículos autónomos solo necesitaría el 10% de la flota actual.

LM/Agencias

Una ciudad con una flota únicamente de vehículos autónomos solo necesitaría el 10% de la flota con la que cuenta actualmente, ahorraría el 90% del presupuesto global de movilidad y tendría un valor de contaminación cercano a cero, según ha informado la Asociación de Carsharing (AEC).

En palabras del director general de Avancar, José Loring, durante la Conferencia Nacional de Carsharing el pasado octubre, "el uso de un coche compartido elimina de la ciudad entre 13 y 15 coches privados".La AEC considera a los vehículos autónomos "el carsharing de tercera generación", una iniciativa que, según la asociación, se está consolidando cada vez más, ya que los usuarios prefieren la opción de usar un coche sin tener que comprarlo antes que adquirir uno propio.

En este sentido, lo que mejor aceptación está teniendo entre los usuarios es el alquiler de coches por un periodo corto de tiempo, ya sea en la modalidad round-trip, alquiler de ida y vuelta que se sitúa como un uso similar y sustitutivo al del coche privado, o en la modalidad free-floting, entendido como aquellos coches de uso flexible dentro de un perímetro delimitado y que sería una alternativa al transporte público o incluso el taxi.

El uso del carsharing con vehículos autónomos también repercutiría positivamente en la economía de los clientes, ya que "aquellos usuarios que realicen menos de 15.000 kilómetros al año verán que su coste es menor si optan por la fórmula del carsharing. Si tenemos en cuenta que la media habitual son 7.000 kilómetros por coche, el crecimiento potencial es enorme", subrayó el director de Comunicación de Bluemove, Sócrates Domínguez.

Por ciudades, la asociación prevé que solo en Madrid habrá más de 2.500 coches compartidos a finales de este año para atender la demanda creciente. En cuanto a Barcelona y otros municipios del área metropolitana, el carsharing funciona bajo la fórmula del round-trip, que es la dominante en las ciudades europeas, con una flota actual de 500 vehículos y más de 40.000 clientes entre dos operadores. El presidente de la AEC, Pau Noy, apuntó que "la movilidad 3.0 se sustentará en un estilo de vida distinto, donde la libertad y el uso del coche no serán valores importantes y donde los vehículos serán solo ordenadores".

A continuación