Los ingresos de la funeraria de Madrid caen bajo la gestión de Carmena

El objetivo del Ayuntamiento de recuperar el 40% de la cuota de mercado ha fracasado. 

Libre Mercado

La Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios ha visto descender sus ingresos un 9% desde que fue remunicipalizada por el Ayuntamiento. 2015 fue el último año en el que la compañía fue gestionada de manera mixta por el consistorio y la empresa privada Funespaña. Aquel año los ingresos fueron de 51 millones de euros, con un total de 11.248 servicios, mientras que en 2017, tras la remunicipalización, han descendido hasta los 46,4 millones y los servicios también lo han hecho, hasta quedarse en 9.726.

El 15 de septiembre de 2016 la empresa pasó a ser al 100% del Ayuntamiento de Madrid. Hasta la fecha, Funespaña tenía el 49% del capital. Por tanto, 2017 fue el primer año completo que la compañía fue gestionada en su totalidad de manera pública y se ha traducido en un notable descenso en los ingresos. Cuando fue remunicipalizada, las pretensiones del Ayuntamiento eran recuperar el 40% de la cuota de mercado, sin embargo, se han quedado en el 36%. Por ello, desde Comisiones Obreras han criticado la nueva situación de la empresa y lamentan tener que reducir la plantilla para adaptarse a la nueva realidad.

CCOO denuncia que desde la remunicipalización de la Funeraria, presidida por el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Salud, Javier Barbero, y con Carlos Sánchez Mato de vicepresidente, se han incorporado a la plantilla un total de seis responsables de alta dirección "de designación directa", de las que sospechan que hay "algún tipo de relación" entre ellas.

La plantilla se ha reducido en 25 personas desde la remunicipalización. En 2015, el número de trabajadores era de 525 y en la actualidad es de 500, de los cuales 77 son temporales. Para el sindicato este es el motivo de los retrasos de más de cuatro horas que la empresa registra a la hora de recoger a los fallecidos.

Una empresa con polémica

Durante 2017, el Ayuntamiento de Madrid concedió una subvención a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid por valor de 2.756.000 euros para inflar sus beneficios. Carlos Sánchez Mato, en calidad de concejal, sacó pecho de los resultados asegurando que desde que es de gestión pública la empresa da beneficios. Sin embargo, el edil de Ciudadanos, Miguel Ángel Redondo, le respondió comentando la reducción de la cuota de mercado. "Hay que explicar los 2,7 millones de euros que figuran como subvención e inflan el resultado de la funeraria. ¿Eso es gracias a buena gestión?", reprochaba entonces a Sánchez Mato.

A continuación