El único impuesto del Gobierno que defiende el Instituto de Estudios Económicos

El presidente del IEE, José Luis Feito, cree que el acuerdo entre PSOE y Podemos contiene medidas "aberrantes". 

Beatriz García

"Esas medidas son una locura, aberrantes. Suben los impuestos que no tienen que subir y bajan los que no tienen que bajar". Sin pelos en la lengua se mostró ayer miércoles el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito, cuando le preguntaron por el pacto fiscal entre PSOE y Podemos para aprobar los Presupuestos de 2019. A Feito, hasta las cuentas de Mariano Rajoy para este año le parecen "demasiado expansivas, mucho más de lo que necesitaba" España, comentó.

El presidente del IEE hizo estas declaraciones en un acto junto al Consejo General de Economistas de España (CGE) titulado"¿Se pagan muchos impuestos en España?"en el que analizaron el conjunto del sistema tributario español. Feito no dudó en destacar las deficiencias de nuestro país en esta materia, comparó la situación española con la del resto de países de la Unión Europea, desmontó varias falacias que giran en torno a la fiscalidad de nuestro país y valoró algunas de las medidas que pretende poner en marcha Pedro Sánchez. Sólo una de ellas le pareció acertada.

Donde más tajante se mostró fue con las desorbitadas cargas fiscales que soportan las empresas en nuestro país. "En España tenemos unos costes laborales muy elevados, de los más altos de Europa, por lo que no tendría mucho sentido tocar las cotizaciones. De hecho, sería bueno bajarlas", recomendó.

"Sería muy peligroso subir Sociedades"

Sobre la tributación del Impuesto de Sociedades, Feito calificó de "salvajada" que los ingresos impositivos por este impuesto alcancen el 2,3% del PIB en nuestro país, como puede verse en la tabla, cuando la media de la UE es del 2,6% y tiene un PIB per cápita un 8% por encima de España.

Feito cree que sería "muy peligroso subir Sociedades", tal y como planea el Ejecutivo socialista, y recuerda que "ningún país de europeo ha propuesto subir este impuesto ¡y mira que hay populismos en Europa", señaló. "El aumento de Sociedades no trae nada bueno para quien lo defiende. Las empresas pueden trasladar el golpe fiscal a los empleados, vía salarios; a los clientes, subiendo los precios o a sus propias cuentas, que haría que redujeran sus inversiones, lo que se volvería a trasladar a los salarios. Los progresistas son los enemigos del progreso", declaró.

iee-tabla1ok_1.jpg

En la tabla anterior puede verse cómo los ingresos por Sociedades alcanzaron en 2007, en pleno boom inmobiliario, la friolera del 4,8% del PIB. "Eran ingresos infladísimos por la burbuja, que mayormente pagaron las inmobiliarias y los bancos que ahora están quebrados", aclara.

Feito consideró que "el margen para aumentar la carga tributaria sin dañar el ritmo de crecimiento tendencial de nuestra economía es muy reducido y quizá inexistente". Por ello, instó a Pedro Sánchez a desistir de algunas de sus propuestas y "bajar la fiscalidad del ahorro, que es muy onerosa, y la de la propiedad".

España, a la cola de la tabla

El economista quiso aclarar que "cuando se sugiere que los ingresos impositivos en España tienen un amplio margen de subida porque son inferiores en términos del PIB de los principales países de la UE, se olvida que nuestra renta per cápita es muy inferior a la de esos países". Por ello, cree que "sería un sinsentido y una condena al estancamiento económico intentar converger en niveles impositivos con los países más avanzados antes de conseguir converger con sus niveles de renta per cápita".

carga-impositiva-consejo-general-economi

Como puede verse en la siguiente tabla, Dinamarca es el país con mayores ingresos impositivos y el que más PIB per cápita tienen sus habitantes. "Cuanto más aumentan las rentas, más aumentan los ingresos" del Estado, recuerda Feito. En el lado contrario, están Alemania y Holanda con unas rentas per cápita muy altas y que "viven muy bien con bajos ingresos". Feito señala los fallos del caso español en toda la clasificación con: un bajo porcentaje del PIB per cápita, una de las menores tasas de empleo, uno de los países más endeudados, "lo que casi nos llevó a la quiebra" y el mayor déficit público.

La única subida fiscal que acepta

La única medida que convence al economista es la subida del impuesto al diésel porque "los ingresos por impuestos medioambientales de España están entre los más bajos de la UE". En el caso concreto de la gasolina y el diésel, el economista recuerda que los de nuestro país, junto con Irlanda, están en mínimos.

La propuesta de Feito para aumentar los ingresos públicos es modificar la distribución de la carga impositiva hacía los impuestos medioambientales, las tasas y hacia los impuestos indirectos en detrimento de los directos, al contrario que el rumbo que pretende tomar el Gobierno socialista. En este sentido, aboga por eliminar el IVA superreducido del 4%, "que al contrario de lo que se intenta decir, no va a perjudicar a los pobres. El IVA superreducido beneficia a los más ricos porque son los que más gastan".

En la misma línea que otros expertos y organismos,a Feito tampoco le convence la subida del Salario Mínimo a 900 euros que han acordado PSOE y Podemos. "Lo que hay que aumentar es la productividad, porque podemos multiplicar el SMI por 1.000, pero eso sólo va a mandar a los trabajadores al paro o precarizarlos". El presidente del IEE destacó que "el porcentaje de trabajadores inmigrantes que tiene España es de los menos cualificados de la OCDE y eso, unido al abandono escolar, ha generado una bolsa de empleo no cualificado" y por tanto, menos productivo, que cobra menores salarios.

A continuación