Pizza Hut usará robots para ser la cadena más rápida en entregar pizzas a domicilio

La cadena estima que, de esta manera, utilizando a los robots como chefs, las pizzas estarán listas. 

Patricia Malagón

La cadena Pizza Hut se alía con Toyota para desarrollar una tecnología de lo más vanguardista que le permita ser la cadena pizzera más rápida a la hora de entregar los pedidos. Para conseguirlo utilizará robots, que aligerarán los tiempos de espera.

Por el momento, lo único que se conoce es la presentación de una máquina de pizzas móvil operada por un robot a bordo de un Toyota Tundra. De esta manera, dentro de la camioneta se irán fabricando las pizzas sin necesidad de un cocinero. La cadena estima que, de esta manera, utilizando a los robots como chefs, las pizzas estarán listas en seis o siete minutos, lo que le permitirá entregarlas mucho más rápido y ampliar su radio de disponibilidad. En el trayecto puede ir cocinándose la pizza.

"Estamos acercando el horno a la puerta del consumidor; nadie más está haciendo eso", aseguró el jefe de operaciones y clientes de Pizza Hut en Estados Unidos, Nicolas Burquier, en una entrevista. "Estamos bastante obsesionados con mejorar la experiencia del cliente. Cuanto más podamos acercarnos a sus hogares o al punto de entrega, mejor y más caliente estará el producto", señalaron desde la compañía.

De esta manera, Pizza Hut quiere ser pionera en la utilización de este tipo de robots, que le permitirá entregar sus pizzas en la mitad de tiempo que el resto de sus competidores. Esta estrategia puede ser la manera que busca la compañía para paliar su inesperada caída de ventas durante el segundo trimestre de 2018. Eso sí, no hay una fecha definitiva para que el primer coche con elrobot chef a bordo circule por las calles de Estados Unidos. Lo que sí se conoce es que los coches de Toyota utilizados para este fin serán autónomos y utilizarán un motor de hidrógeno.

Los robots chefs ya son una realidad

Este tipo de robots se van extendiendo poco a poco. En San Francisco, se puede comprar la hamburguesa más innovadora de todo el planeta, que, por el momento, tiene cuatro variedades. Un adjetivo que no tiene que ver con las nuevas recetas culinarias, sino con el modo en que se cocina. Una máquina que tiene más de 20 ordenadores, 250 sensores y 50 mecanismos se encarga de hacer todo: corta y tuesta el pan, sazona la carne, la muele, pone lechuga, tomate y todas las salsas que queramos y en solo 5 minutos la burguer estará lista. El proceso es sencillo, el cliente elige cómo quiere la hamburguesa y en cinco minutos le saldrá por una máquina expendedora. Todo esto por solo 6 dólares -5,14 euros-.

A continuación