Demoledor informe en Valencia: la gestión privada de hospitales públicos ahorra un 30%

La Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana certifica de nuevo las ventajas de la gestión privada a nivel sanitario.

D.S.C.

La Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana acaba de sacar a la luz un demoledor informe en el que los técnicos del organismo certifican los importantes ahorros generados por la gestión privada de la sanidad pública. El informe se refiere al departamento de salud de Torrevieja y se publica en plena polémica por la decisión del gobierno regional de poner fin al Modelo Alzira que tan buenos resultados venía ofreciendo.

Anteriores trabajos de la Sindicatura de Cuentas ya habían advertido al Gobierno de PSOE y Compromís del tremendo sobrecoste que supone acabar con los modelos de colaboración público-privada. Sin embargo, esta nueva auditoría amplía dicha información y ofrece datos muy reveladores de lo que ha ocurrido entre 2003 y 2016.

Los principales indicadores que arroja el informe son los siguientes:

  • Los hospitales públicos de gestión privada tienen un gasto corriente de 675 euros por habitante, frente a los 964 euros de la red pública gestionada también por las Administraciones.
  • La ratio de camas por cada 1.000 habitantes es también menor en el caso de los hospitales públicos de gestión privada: 1,51 camas, frente a un promedio de 1,61.
  • Las listas de espera para las operaciones quirúrgicas se mueven en los 38 días en el caso de los centros de gestión privada, mientras que la operativa 100% pública se mueve en los 64 días de media.

El manejo privado de los hospitales de la zona no acarrea ningún cambio a peor en los indicadores de salud y satisfacción. De hecho, la esperanza de vida es mayor en el área de gestión privada (82,8 años frente a una media de 82,2) y los niveles de aprobación de los pacientes también son más altos cuando la salud es manejada por el sector privado (85,4% frente a una media de 84,4%).

De acuerdo con las estimaciones de la Sindicatura de Cuentas, "la asistencia sanitaria integral de la población del Departamento de Salud de Torrevieja supone un ahorro del gasto corriente público en torno a 45 millones de euros anuales, lo que implica un 30% de ahorro sobre el gasto medio de hospitales de gestión pública".

Datos oficiales que resultan demoledores para un gobierno como el de PSOE y Compromís, que ha demonizado la colaboración público-privada por mero capricho ideológico, ignorando los resultados efectivos que ha arrojado dicho modelo de gestión sanitaria.

A continuación