La reforma de Trump anima a los gobernadores estatales de EEUU a bajar más los impuestos

Las nuevas normas también han motivado que varios gobernadores de Estados Unidos lideren reformas laborales. 

Libre Mercado

A nivel internacional, la reforma fiscal que impulsó Donald Trump y que aprobaron la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos ha motivado una intensa competencia entre numerosos países desarrollados y emergentes que quieren adaptar sus normas impositivas para aumentar su atractivo en términos tributarios. Pero las nuevas normas también han motivado cambios dentro de Estados Unidos, donde distintos gobernadores han liderado reformas fiscales que van a generar ahorros adicionales a los contribuyentes del país norteamericano.

En Georgia, por ejemplo, el gobierno estatal que encabeza el republicano Nathan Deal viene de aprobar en su Cámara de Representantes la Ley 918. El recargo regional aplicado al IRPF va a ver duplicado su mínimo exento, reduciendo significativamente el punto a partir del cual se pagan impuestos. Además, el tramo estatal del impuesto va a pasar del 6% al 5,5% entre los contribuyentes que más ganan, idéntica reducción a la planteada para menores niveles de ingresos.

Idaho también ha movido ficha. En este caso, el gobernador Butch Otter, también del Partido Republicano, viene de sacar adelante la Ley 463, que también fue ratificada por la Cámara de Representantes. En virtud de esta reforma se han elevado los mínimos exentos, se han reducido un 0,5% los tramos estatales del IRPF y se ha recortado otro 0,5% el recargo aplicado en el Impuesto de Sociedades.

Otro territorio donde también ha habido cambios es Iowa. En este caso, los legisladores han ido más lejos y han reformado de arriba abajo el código tributario. La Ley 2417, ratificada en este caso por el Senado, salió adelante con el apoyo entusiasta del gobernador Kim Reynolds, también adscrito al Partido Republicano. En virtud de esta legislación, los tramos del IRPF estatal bajan de nueve a cuatro y el tipo máximo cae del 9% al 6,5%. Además, el recargo aplicado en el Impuesto de Sociedades se reduce del 12% al 10%, con planes de reducciones adicionales planteados para la siguiente legislatura.

Mike Parson, gobernador republicano de Missouri, ha tomado nota y ha empujado a los legisladores de la Cámara de Representantes a tramitar la Ley 2540, que obtuvo "luz verde" en julio. El tipo máximo del recargo estatal en el IRPF va a caer del 6% al 5%, en línea con la reducción de un punto que también se aplicarán los demás contribuyentes. Además, Missouri va a dejar su tipo estatal del Impuesto de Sociedades en un 4%.

Por último, Utah ha movido ficha y su Cámara de Representantes ha aprobado la Ley 293, que recorta del 5% al 4,95% el tramo superior del IRPF y el tipo general del Impuesto de Sociedades. Aunque esta reducción es muy pequeña, va acompañada de un aumento de las deducciones para gastos hipotecarios o de alquiler, así como nuevos créditos fiscales para el cuidado de los hijos.

A continuación