Italia, el nuevo 'paraíso' para las estrellas del fútbol

Una norma vigente desde 2017 permite pagar a la Hacienda italiana un máximo del 100.000 euros al año por los derechos de imagen de los futbolistas.

Patricia Malagón

La liga italiana, conocida como Calcio, podría adentrarse en una nueva época dorada gracias a un cambio fiscal que entró en vigor en 2017. Después de varios años quedando a la sombra de la Liga española y la Premier inglesa, Italia ha pasado a convertirse en un paraíso para los futbolistas y los artistas no residentes con ingresos por derechos de imagen. El éxito de esta legislación se puede comprobar tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín y otras posibles salidas, como la de Luka Modric, rumbo a Italia.

Dicha regulación, vigente desde 2017, limita el pago anual por los derechos de imagen a 100.000 euros. Es decir, independientemente de lo que el jugador gane por sus contratos publicitarios, solo paga esta tarifa plana. Para futbolistas de la talla de Cristiano Ronaldo, con unos ingresos anuales superiores a los 80 millones de dólares, esos 100.000 euros suponen una cantidad simbólica y muy inferior a la que debería pagar en España. Esos 100.000 euros se abonan por los ingresos obtenidos en el extranjero, que, en el caso de Ronaldo y otras estrellas del fútbol, pueden llegar a representar más del 90% de sus ganancias totales gracias a la potente industria publicitaria.

¿Qué pasa en España?

La situación fiscal en España, por el contrario, es muy diferente. Una ley de 1996 declara que el 85% de los ingresos de los artistas y deportistas deben tributar con un tipo del 47%, pero permite que el otro 15% tribute al 28%. Por ejemplo, si un jugador gana 10 millones anuales, 8,5 los tributará al 47% y los 1,5 restantes al 28%. Son tipos bastante elevados, ya que suponen abonar a Hacienda casi la mitad de lo ganado.

Los problemas de muchos futbolistas con la Agencia Tributaria se producen por dos motivos. El primero es que muchos jugadores han cedido sus derechos a una empresa para cotizar sus beneficios a través del Impuesto de Sociedades en lugar del IRPF, lo cual ha terminado generando importantes sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

En los últimos años, han aflorado numerosos casos de futbolistas que han defraudado a Hacienda y han tenido que pagar una importante sanción. Ángel Di María, Alexis Sánchez, Luka Modric, Marcelo, Radamel Falcao, Ricardo Carvalho, Javier Mascherano, Fabio Coentrao, José Mourinho, Neymar, Leo Messi, Cristiano Ronaldo y Xabi Alonso conforman la lista de los jugadores investigados y, en algunos casos, condenados por la Agencia Tributaria española.

La segunda razón es que Hacienda establece que los jugadores que residen en España deben tributar en España por la totalidad de sus ingresos, en lugar de la proporción obtenida exclusivamente en nuestro país, elevando así la factura fiscal.

Italia, el nuevo paraíso

La conocida como Ley Beckham, más favorable en materia fiscal, hizo que en su día muchos grandes futbolistas vinieran a España. Esta normativa permite a los extranjeros trasladados a nuestro país por motivos laborales tributar como no residentes los cinco primeros años. Esto supone que los impuestos que se pagan se hacen con una base del 19,5%, en lugar del tipo máximo del 45%. Pero esta normativa ya no puede competir con la de otros países.

Italia no es, ni mucho menos un paraíso fiscal. De hecho, en cuestiones salariales, las condiciones son muy similares a las españolas. Por ejemplo, si el Real Madrid paga a un futbolista 20 millones netos, en realidad estaría abonando cerca de 40 millones, ya que la diferencia va a parar a Hacienda. En Italia ocurre algo muy similar.

Sin embargo, el gran atractivo es la forma en la que tributan ahora los derechos de imagen. En lugar que tener que declararlos en el IRPF -como pasa en España-, solo se abona una cuota de 100.000 euros por los ingresos obtenidos en el extranjero. Además, a diferencia de la Ley Beckham, que solo dura cinco años, esta cuota fija se puede prolongar un total de 15 años. Aunque el Calcio sigue un escalón por debajo de la Liga, lo cierto es que cuenta con equipos de renombre que pueden impulsar de nuevo esta competición. Y todo gracias a esta nueva norma fiscal.

A continuación