El Banco de Inglaterra sube los tipos de interés al 0,75%, su mayor nivel desde 2009

Eleva en un cuarto de punto porcentual el tipo de interés de referencia de la libra.

LM/Agencias

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) ha decidido este jueves "por unanimidad" elevar en un cuarto de punto porcentual el tipo de interés de referencia de la libra, que pasará así a situarse en el 0,75%, lo que supone el precio del dinero más alto desde febrero de 2009.

Por otro lado, los miembros del Comité votaron a favor de mantener en 10.000 millones de libras esterlinas (11.263 millones de euros) el programa de compra de deuda de empresas financiado con la emisión de reservas del banco central, así como de continuar con el programa de 435.000 millones de libras esterlinas (489,947 millones de euros) de compra de bonos soberanos.

El banco central ha señalado que la previsión central de la institución contempla una tasa de crecimiento del PIB "alrededor del 1,75% de media durante el horizonte previsto" con un crecimiento de la demanda por encima de su potencial estimado y unas condiciones de financiación que seguirán siendo acomodaticias, aunque algo menos favorables para la actividad del Reino Unido.

"El Comité considera que la economía británica cuenta con un grado de holgura muy limitado", indicó la entidad en un comunicado, donde destacó que el desempleo es bajo y se prevé que caiga algo más, por lo que la previsión central de la institución apunta a un pequeño margen de exceso de demanda para finales de 2019, que podría traducirse en un incremento mayor de los costes domésticos de lo registrado en los últimos años.

Por otro lado, el Banco de Inglaterra recordó que la tasa de inflación de junio se situó en el 2,4%, por encima del objetivo de estabilidad, como consecuencia del efecto sobre la libra de las presiones de costes externas resultantes de la pasada depreciación de la moneda británica y de los mayores costes de la energía.

Esta contribución externa se aliviará a lo largo del periodo analizado, mientras el banco central espera un incremento de las presiones domésticas sobre la inflación, lo que mantendrá el IPC por encima del objetivo del 2% durante la mayor parte del horizonte temporal analizado. "El Comité sigue reconociendo que las perspectivas económicas podrían verse significativamente influenciadas por la respuesta de hogares, empresas y mercados financieros a la evolución de los acontecimientos relacionados con el proceso de salida del Reino Unido de la UE", apuntó la entidad.

A continuación