Credit Suisse trasladará parte de empleados de Londres a Madrid por brexit

Tal y como adelantó Daniel Lacalle este lunes en Es la Mañana, Credit Suisse se trasladará a Madrid por el brexit.

Libre Mercado

Credit Suisse trasladará a medio centenar de trabajadores desde Londres a Madrid, a fin de mantener el acceso a los clientes y mercados de la Unión Europea (UE) en caso de un brexit duro, señaló un portavoz del banco suizo.

"Credit Suisse está trabajando para mantener el acceso a los clientes y mercados de la UE en el supuesto de que haya un brexit duro, aprovechando nuestra infraestructura actual", señaló el portavoz de la segunda entidad financiera helvética.

Precisamente, Daniel Lacalle, el economista que ha asesorado a Pablo Casado durante su campaña para convertirse en presidente del PP y que recibió el encargo de la Comunidad de Madrid para tratar de atraer inversiones a Madrid por el Brexit, dijo este lunes en Es la Mañana de Federico que hay compañías como Credit Suisse que ya han anunciado que se establecerán en Madrid, al menos, parte de sus efectivos.

El banco helvético mantiene ahora conversaciones con los reguladores relevantes, los empleados y otras partes clave interesadas. La solución de la entidad financiera de cara a la salida del Reino Unido de la UE el próximo 29 de marzo "implicará a múltiples ubicaciones, incluyendo Madrid", indicó el portavoz.

No obstante, "Londres seguirá siendo una parte clave de la presencia del banco" después del brexit, aclaró Credit Suisse. En España, el banco cuenta con unos 240 empleados, a los que se sumarán ahora los 50 que la entidad trasladará desde Londres a Madrid.

También el primer banco suizo, UBS, tiene planes para después del brexit, ya que en marzo pasado indicó que planea fusionar su filial de Londres con la que tiene para Europa y que opera desde la ciudad alemana de Fráncfort.

Credit Suisse gana un 49 % más en el primer semestre

Además, este mismo martes Credit Suisse ha presentado un beneficio neto atribuido de 1.341 millones de francos suizos (1.157 millones de euros) en el primer semestre, lo que representa un incremento del 49 % con respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy el segundo banco helvético.

La cifra de negocios de la entidad financiera ascendió entre enero y junio a 11.231 millones de francos (9.691 millones de euros al cambio actual), un 5 % más.

El beneficio antes de impuestos de Credit Suisse, que lleva 10 trimestres de reestructuración, fue de 2.106 millones de francos (1.817 millones de euros) en los seis primeros meses del año, lo que supone un aumento del 68 %.

Sobre todo la división de Gestión Internacional de Patrimonio, experimentó en el primer semestre un "creciente impulso en materia de beneficios", recalcó el consejero delegado de Credit Suisse, Tidjane Thiam.

Esta rama de negocio registró un volumen de negocio de 2.747 millones de francos (2.370 millones de euros), un 11 % más. El beneficio antes de impuestos ascendió a 917 millones de francos (791 millones de euros), un 40 % más.

De ese total, Banca Privada sumó 748 millones de francos (645 millones de euros), un 40 % más, en tanto que Gestión de Activos contribuyó con 169 millones de francos (146 millones de euros) al beneficio bruto, lo que supone un aumento del 41 %.

La Banca Privada gestionó a finales de junio activos por 370.700 millones de francos (319.886 millones de euros), un 10,2 % más, de los que 10.700 millones de francos (9.233 millones de euros) fueron activos netos nuevos.

El área de Gestión de Activos manejó 401.400 millones de francos (346.377 millones de euros) en activos a finales de junio, un 9,7 % más, pero dispuso de ligeramente menos activos netos nuevos en comparación con el primer semestre de 2017 con 17.000 millones de francos (14.670 millones de euros), un 4,5 % menos.

El negocio suizo de Credit Suisse ingresó durante el primer semestre 2.850 millones de francos (2.459 millones de euros), lo que supone un incremento del 3 %. El beneficio antes de impuestos fue de 1.116 millones de francos (963 millones de euros), un 23 % más.

Asia Pacífico generó un volumen de negocio de 1.905 millones de francos (1.644 millones de euros), un aumento del 10 %, y un beneficio bruto de 451 millones de francos (389 millones de euros), lo que supone un crecimiento del 35 %.

La división de Mercados Globales por contra, sufrió un descenso del 5 % en el primer semestre en comparación con el mismo periodo de 2017, al ingresar 2.972 millones de francos (2.565 millones de euros) frente a los 3.126 millones de francos (2.698 millones de euros) anteriores.

El beneficio antes de impuestos bajó un 23 %, hasta 443 millones de francos (382 millones de euros). La Banca de Inversión y Mercados de Capitales consiguió un volumen de negocio de 1.172 millones de francos (1.011 millones de euros), un 5 % más. Sin embargo, el beneficio bruto descendió un 26 %, hasta 169 millones de francos (146 millones de euros).

De cara al conjunto del ejercicio, Credit Suisse considera sobre todo que el potencial de crecimiento de los negocios de gestión de patrimonio en Suiza y Asia Pacífico y de Gestión Internacional de Patrimonio permanecerá "intacto".

Eso sí, admite que, si bien las perspectivas de crecimiento a nivel global continúan siendo positivas, las tensiones geopolíticas en torno al comercio y el impacto de cambios en las políticas monetarias "probablemente generarán periodos de creciente incertidumbre para el resto de 2018".

A continuación