Sinde defiende a Màxim Huerta y ve justo evadir al fisco, pero sólo cuando eres "artista"

La exministra de Cultura y Deportes socialista justifica las trampas de Huerta y pide un trato de favor a Hacienda para los creadores y artistas. 

Elena Berberana

La que fuera ministra de Cultura y Deportes con Rodríguez Zapatero Ángeles González Sinde ha revolucionado las redes sociales con su artículo No somos delincuentes publicado en El Periódico. Sinde ha causado una profunda ola de indignación. El motivo de la polémica es la defensa que la socialista hace del fraude al fisco del ya exministro Màxim Huerta.

La exministra socialista denuncia que los artistas son perseguidos fiscalmente y usa los mismos argumentos de defensa que ha empleado su compañero Huerta: "El uso de una mercantil para pagar menos a Hacienda era una práctica extendida en el sector. Lo que le ha ocurrido al ministro Huerta, que Hacienda le inspeccionó y tuvo que pagar por haber tributado como sociedad en lugar de como autónomo, le ha ocurrido a cientos, miles de personas en estos últimos años, especialmente a la gente de la cultura", cita en su artículo.

La zapaterista continúa justificando la evasión de impuestos de Máxim Huerta. Viene a decir que a los artistas, actores, músicos y gente del cine han necesitado tributar como sociedad (a pesar de ser ilegal cuando dicha sociedad se usa de forma fraudulenta) para poder "ahorrar en los tiempos de vacas gordas, para vivir en los de vacas flacas", escribe la exministra. Y añade que "esto no es defraudar ni engañar".

El enfado en la opinión pública ha sido prácticamente unánime. La exministra no ve un acto delictivo, ni de trampa ni de engaño al fisco, pero sólo cuando quienes lo hacen pertenecen al sector de la cultura. Es decir, si es un empresario de la construcción quien se aprovecha de sortear las imposiciones fiscales, esto ya no sería perdonado por socialistas como Gónzalez Sinde.

Además, la exministra culpa de la persecución fiscal que sufren los creadores al exministro de Hacienda Cristóbal Montoro y describe un panorama de terror fiscal del Partido Popular contra los artistas. "La gente callaba por miedo, sí, sencillamente por temor a que las garras de Hacienda se hincaran todavía más en su carne. Yo misma tengo miedo mientras escribo estas líneas. ¿Y si por la mañana me toca a mí?", sentencia la cineasta. Sin embargo, Sinde olvida que la inspección de Hacienda a la empresa de Huerta se inicia, al menos, desde 2011, bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, siendo ella ministra de Cultura. Finalmente, Sinde concluye declarando que la gente de la cultura que defrauda "no son delincuentes".

Veía delicuentes a quien descargaba películas

Pero Sinde, sin embargo, sí veía delicuentes a las personas que copiaban CDs. Las redes sociales han acudido a la hemeroteca para recordarle su trayectoria política. A Sinde no le parece un acto delictivo escaquearse de pagar impuestos, pero sí tildó de delincuentes a quienes copiaban una película. Tanto es así que pasará a la historia como la ministra que apoyó a ultranza el canon digital, a pesar de haber acumulado miles de denuncias y firmas en su contra.

En este sentido, la guionista abanderó la lucha contra la industria de las páginas de descarga con enlaces P2P. En su mandato, incluyó en la Ley de Economía Sostenible la posibilidad de cerrar páginas webs que contenían enlaces a sitios de descargas sin que un juez tuviera que dictaminarlo. Fue la famosa Ley Sinde, que no prosperó al ser tumbada por la oposición tras el enorme revuelo social ocasionado.

La caza de brujas que inició Sinde le granjeó numerosos enemigos en su gremio. Entre ellos, el director Alex de la Iglesia, quien criticó duramente a la exministra en su discurso de los Goya. Su andadura en el ministerio de Cultura dejó otros cadáveres, como el del bailarín Nacho Duato, que se marchó de la Compañía Nacional de Danza.

Tanto de la Iglesia como Duato mostraron su rechazo a los programas de subvenciones a la cultura de la ministra de Zapatero. Ambos coincidían en que se hacía un uso fraudulento en las concesiones de ayudas públicas a obras o películas.

Estatuto del Artista

La cineasta, además, exige en su artículo un cambio de política fiscal para, solo y exclusivamente, los creadores y artistas. Sinde quiere un trato de favor por parte de Hacienda a quienes se dedican al sector de la cultura y pide una urgente implantación del "Estatuto del artista", que eximiría de varias obligaciones fiscales al sector de la cultura. pero que seguirían manteniendo el resto de los mortales.

Ante esto, el aluvión de críticas ha sido incesante...

A continuación