Play

La pesadilla de Antonia Alba tras el "humillante" Premio Filoxera: "Muchos socialistas me han pedido perdón"

La abogada asegura en una entrevista con Libre Mercado que la dictadura de las feministas "está llegando a su fin". 

Elena Berberana

La abogada penalista de Conil de la Frontera Antonia Alba jamás pensó que le iban a dar un premio castigo, el denominado por el Ayuntamiento de Jerez Premio Filoxera. Su vídeo con el discurso que dio ante las feministas se hizo viral contra todo pronóstico, de modo que al Consistorio gaditano el tiro le ha salido por la culata.

Alba accede a ser entrevistada por Libre Mercado: "Este premio me lo han dado para humillarme y ridiculizarme delante de todo el mundo". La abogada desvela la pesadilla que vivió cuando hizo de tripas corazón y se plantó ante la alcaldesa socialista de Jerez de la Frontera, María del Carmen Sánchez Díaz, y las funcionarias del Instituto de la Mujer para recoger el premio cargado de burla. Ahora, intenta sobrevivir a la presión a la que se ha visto sometida por parte de las feministas institucionales. Su relato es propio de una víctima de la policía del pensamiento.

"Mi padre salió llorando"

En mitad de la noche, Antonia recibió un email en la que le comunicaban que le iban a dar un premio: "Cuando me enteré que me lo daban para castigarme, no podía creerlo. Yo, que llevo luchando contra la violencia familiar toda mi vida...". Y añade:"Me pusieron todo tipo de trabas para ir a recogerlo. Cuando llegué al Ayuntamiento incluso me dijeron que el acto allí no era. Finalmente entré en la sala donde estaban los representantes políticos y mujeres que, presumiblemente, eran funcionarias del Instituto de la Mujer".

La tensión en el salón de actos, las miradas fulminantes y el ambiente que se respiraba era tal que el padre de Alba se fue llorando al ver cómo insultaban a su hija las trabajadoras del Ayuntamiento jerezano. "¡Vergüenza tenía que darte!", increparon mientras Alba se dispuso a dar su discurso reclamando igualdad para la mujer, pero también para el hombre.

Denunció con voz temblorosa en el atril, y frente a las caras descompuestas de los políticos al fondo, que "la Ley de Violencia de Género genera un incentivo perverso que deja al hombre en desventaja absoluta frente a la mujer en los tribunales". "Suicidios, dramas de padres con depresión, custodias perdidas sin razón, ruina económica y denuncias falsas que son sobreseídas y no se investigan posteriormente", explica la letrada.

La abogada penalista sabe de lo que habla y lo vive en sus carnes a diario. Esto no importó a los políticos y funcionarios jerezanos. Nada más llegar al salón recibidor, antes de salir a la palestra a plantar cara, las empleadas del Ayuntamiento les anuncian que no pueden tener la pancarta que llevaban. Obligan a Alba y a los suyos "a cerrarla". "Sólo ponía "Igualdad" en letras de colores. A duras penas pudo pronunciar sus palabras ante un público desafiante y cuando llegó el turno de réplica no le dejaron pronunciarse. "De muy malos modos una de las funcionarias vino a hablarme. Me contestó que cualquier cosa que tuviera que decir, se lo comentara a ella sola en el pasillo". La abogada se negó.

Salió del Ayuntamiento de Jerez con ansiedad y de los nervios. Su familia no se separó de ella en ningún momento, tampoco sus compañeros, que la apoyaron en todo. "Tienen miedo a que se les desmonte el chiringuito. Hay mucha gente viviendo de usar de manera torticera la ley de Violencia de Género". Apenas dos periodistas se interesan por ella tras finalizar su exposición, pero lo que no esperaba Alba era los mensajes que iba a recibir en estos días.

"Muchos socialistas me han pedido perdón"

"Muchos socialistas, políticos del PSOE me han pedido perdón por el Premio Filoxera. Se han avergonzado, lo han hecho en privado. Tengo muchos mensajes que he recibido por parte del equipo del PSOE mostrando su absoluta desaprobación con el evento y con lo que me han hecho". En este sentido, la gaditana confiesa que estos días posteriores a la recogida del Filoxera "no se encuentra muy bien y casi ni duerme".Pero Alba confirma que seguirá insistiendo en denunciar los agravios legislativos a los hombres.

Ella, además, lidera el Movimiento Femenino por la Igualdad Real y hace tan sólo un mes se han estrenado como partido político a nivel nacional. "Es hora de hablar. La dictadura de lo políticamente correcto está en su recta final. El 90% de los mensajes que recibido en redes sociales y privados han sido positivos y de apoyo absoluto". La letrada quiere dejar claro que su principal objetivo es introducir una "Ley de Violencia Intrafamiliar" sustituyendo a la "Ley de Violencia de Género". "No se puede favorecer a una parte legislativamente. Es inmoral y está agotando física y psicológicamente a padres, hijos y abuelos".

"Antes estaba adoctrinada, hasta que vi lo que vi"

Alba recuerda que antes "había comprado el discurso de las feministas institucionales". Sin embargo, al llevar su primer caso, un cliente que encontró agazapado en el calabozo y asustado y que salió absuelto, se dio cuenta del uso fraudulento que se estaba haciendo de la citada ley. Al comprobar el entramado económico y los intereses políticos y de las organizaciones, la letrada se remangó y alzó la voz.

No obstante, es optimista con el futuro:"Los hombres ya están dejando de tener miedo, están hablando de las injusticias que viven a diario. Jueces, abogados y periodistas, cada vez somos más los que hablamos desde la honestidad y con datos en las manos. Las feministas, a quienes más perjudican es a la mujer que verdaderamente es maltratada. Ahora, les vamos a plantar cara".

A continuación