UBS, a contracorriente: España regresará a un crecimiento "mediocre" sin nuevas reformas

El banco suizo alerta sobre el fin de los 'vientos de cola' en España.

LM/Agencias

Las previsiones económicas de España son positivas a corto y medio plazo, según la mayoría de analistas y organismos, pero no todos piensan igual. El banco suizo UBS cree que el crecimiento de la economía española revertirá gradualmente hacia unas ratios exiguas, debido a que el efecto beneficioso de los factores externos se está desvaneciendo, al menos que se aprueben reformas estructurales adicionales.

"La recuperación económica ha estado ayudada no sólo por las favorables condiciones externas, sino también por las reformas estructurales y los impulsos crediticio y fiscal. Sin embargo, estos factores están empezando a amainar, lo que provocará una desaceleración gradual del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB)", ha advertido UBS en referencia a España y, en general, a las economías del Sur de Europa, como también Italia y Portugal.

De hecho, la entidad suiza ha apuntado que un crecimiento por debajo de la tendencia hará que el déficit público y la deuda sobre PIB vuelvan a subir, especialmente en España, donde el déficit estructural permanece aún en el 3%. Esta métrica podría deteriorarse "rápidamente" en la próxima desaceleración mundial.

Respecto a la mejor evolución de la economía española en comparación a Italia o Portugal en este ciclo, UBS ha apuntado a que se debe a un mayor impulso crediticio después del contundente saneamiento de los bancos y a la mayor contribución del sector exterior. También ha señalado que se ha beneficiado de la mejora de su competitividad tras la reforma de su mercado laboral y el mayor 'boom' turístico.

Sin embargo, ha subrayado que estos impulsos están comenzando a disiparse y que la economía revertirá gradualmente hacia un "mediocre" ritmo de crecimiento. UBS prevé que España crecerá al 2,8% este año, después de una expansión del 3,1% en 2017, y que baje al 2,3% en 2019, pero considera que podría llegar alcanzar una tasa del 1,5% debido a la debilidad de su demografía, la necesidad de contener el gasto público, la normalización de la política monetaria y el fortalecimiento del euro.

Aumento moderado de la prima de riesgo

Es más, para UBS, la deuda pública italiana ofrece ahora un mejor valor relativo que la española y espera que la diferencia de primas de riesgo entre ambos países se reduzca una vez que el proceso de formación de Gobierno en Italia avance lo suficientemente como para calmar a los inversores.

"Creemos que las primas de riesgo de la deuda de España, Italia y Portugal reflejan adecuadamente los estados respectivos de sus finanzas públicas, de su evolución económica y sus riesgos políticos", ha señalado, pero añade que el previsto final de la expansión monetaria del Banco Central Europeo (BCE) "podría provocar un incremento moderado de las rentabilidades de la deuda en los próximos seis a doce meses, con los bonos italianos probablemente comportándose mejor que sus otros dos vecinos del Sur".

"Las primas de riesgo volverán a evolucionar en sintonía con las dinámicas económicas y fiscales de cada país una vez que acabe la expansión cuantitativa", ha apostillado el banco, mientras que, en cuanto a la renta variable, mantiene su recomendación de 'infraponderar' las acciones españolas por la debilidad relativa de los beneficios empresariales y su elevada exposición a Iberoamérica en un periodo de incertidumbre política.

A continuación