El Gobierno se saca de la manga una ley in extremis para blindar a los taxistas

La medida consiste en elevar a rango de ley la limitación de la concesión de nuevas licencias VTC, mientras el Supremo estudia liberalizar el sector. 

Libre Mercado

El Gobierno legisla para el taxi. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la tramitación de un Real Decreto-Ley que pretende blindar a los taxistas de la sentencia que está a punto de emitir el Tribunal Supremo para liberalizar el sector, tal y como propone la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El pasado día 17 de abril, Fomento, la CNMC y los representantes del sector del taxi y de las VTCs, defendieron en una vista ante el Supremo sus posiciones ante la guerra entre el taxi y Uber. La pelota estaría ahora en el tejado del Alto Tribunal, al que le tocaría pronunciarse en los próximos días, pero el Gobierno ha querido actuar antes por si el veredicto no le convence.

La decisión del Ejecutivo consiste en elevar a rango de ley la limitación de la concesión de nuevas licencias VTC y la obligación de éstas a prestar al menos el 80% de sus servicios en la Comunidad Autónoma que se las otorgó.

De este modo, el Gobierno modifica la redacción del artículo 9.1 de la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (ROTT). Las medidas principales son las relativas al ratio 1/30, que consiste en la autorización de una licencia VTC por cada 30 taxis, y a la habitualidad de servicios 80/20, que obliga a las VTC a operar en un 80% en la región para la que fueron habilitadas.

Los taxistas aplauden

Fedetaxi es la asociación mayoritaria del sector en España y ha estado negociando con Fomento estas medias, por lo que celebra su aprobación. "Queremos expresar nuestra satisfacción y apoyo a este instrumento legal que representa un gran paso adelante para poder poner fin a la situación de inseguridad jurídica y social en la que se encuentra nuestro sector desde hace años", han publicado en un comunicado.

"Han sido unas intensas negociaciones con el Ministerio de Fomento, abordadas desde la profesionalidad, el realismo y el sentido común, entendiendo todo lo que estaba en juego y, sobre todo, la necesidad lograr el mejor resultado posible con las cartas que nos han tocado en esta partida", ha declarado su presidente, Miguel Ángel Leal. "Quiero aprovechar este momento para refirmar el compromiso de nuestro sector con la innovación y la competitividad. Los taxistas hemos hecho nuestros deberes, si todos los partidos apoyan esta ley es porque es necesario estabilizar el sector y buscar una reordenación que persiga una competencia leal y salvaguarde un servicio público serio y de calidad desde las comunidades y los ayuntamientos", añade.

Uber: pierden "la oportunidad de generar empleo"

Después de conocer la decisión del Gobierno, la CNMC se ha limitado a decir que "estudiará" la nueva regulación. El órgano que preside José María Marín Quemada tiene recurridas ante el Tribunal Supremo las dos últimas normas que el Gobierno aprobó sobre este sector, por considerarlas injustificadas y contrarias a la competencia, y estimar que perjudican a los usuarios.

Por otro lado, Uber ha lamentado que el Gobierno "pierda la oportunidad de generar miles de puestos de trabajo" y de "modernizar" la movilidad de las ciudades. La multinacional de VTC, que en España opera en Madrid y Barcelona, expresó no obstante su disposición a trabajar con el Gobierno y el sector del taxi para que "cada vez más ciudadanos dejen su coche en casa".

"Este Real Decreto Ley supone una oportunidad perdida para la creación de miles de puestos de trabajo en España y para la modernización de la movilidad en sus ciudades", indicó a Europa Press un portavoz de Uber.

A continuación