Los datos de Piketty, gurú del igualitarismo, tumban el discurso de Podemos: los ricos no son más ricos

El 10% más rico concentra el 32% de la riqueza nacional, el nivel más bajo en más de 35 años.

Diego Sánchez de la Cruz

No hay día en que Podemos y sus grupos afines insistan en que los ricos son cada vez más ricos. Desde el estallido de la crisis, este relato se ha convertido en un mantra repetido incansablemente en los foros de debate del progresismo occidental. Sin embargo, la realidad española no puede estar más alejada de esta tesis.

El porcentaje de millonarios observado en nuestro país no solo no es muy alto, sino que se queda muy por debajo de los niveles observados en otras economías de nuestro entorno. Así, los ricos son apenas el 0,9% de la población española, un nivel claramente inferior al 2,1% de Japón e Italia, el 2,3% de Alemania, el 2,9% de Canadá y Francia, el 3,3% de Reino Unido, el 3,4% de Suecia, el 4,7% de Estados Unidos y Australia…

A-Porcentaje-millonarios.png

Pero no solo tenemos muchos menos ricos. Además, la evolución del porcentaje de la renta nacional controlado por las élites no solo no ha ido a más con la crisis, sino que ha experimentado un correctivo que viene a desmentir el discurso según el cual la concentración de ingresos ha ido en aumento.

De hecho, las cifras oficiales que permiten constatarlo pertenecen a la base de datos elaborada por Thomas Piketty, el gurú del igualitarismo al que acude la izquierda para justificar propuestas como un tipo máximo del 75% en el Impuesto sobre la Renta o una nueva tasa al patrimonio de alcance global.

La serie estadística en cuestión está disponible en internet y lleva por nombre World Wealth & Income Database. Piketty es uno de los miembros del Comité Ejecutivo que dirige el proyecto. Junto a él figuran otros economistas como Facundo Alvaredo, Lucas Chancel, Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, todos ellos cercanos a los mismos círculos ideológicos en los que se mueve Piketty.

Pues bien, si nos fijamos en los datos del WWID que miden la cuota de la renta nacional controlada por el 10% que más gana, vemos claramente que su peso aumentó del 33% al 36% entre 1980 y 1990, cayendo después al entorno del 34% entre mediados de los 90 y comienzos de los 2000. La burbuja inmobiliaria coincidió con un repunte que acercó esta cuota al 37%. Sin embargo, la posterior crisis tumbó este indicador hasta el 32%, el nivel más bajo en más de 35 años.

B-10-por-ciento-mas-rico-espana.png

Si hablamos solamente del 1% de mayor renta, los datos del WWID tampoco respaldan la idea de que los ricos son cada vez más ricos. Entre 1985 y 1995, la cuota del 1% de más ingresos se mantuvo estable entre el 8% y el 9% de la renta nacional. Desde la segunda mitad de los años 90, este porcentaje crece hasta situarse por encima del 12%. Sin embargo, el pinchazo de la burbuja coincide con una fuerte caída de la cuota observada en este grupo de ingresos, que ha retrocedido hasta situarse en niveles similares a los que se daban en la primera mitad de los años 90.

C-1-por-ciento-mas-rico-espana.png
A continuación