Andalucía quiere que el cupo vasco se negocie con el modelo de financiación

La Junta defiende que el debate sobre el cupo vasco se acompase al nuevo modelo de financiación.

LM/Agencias

El Gobierno andaluz ha defendido este martes que sería "deseable" que el cupo vasco se discuta "al mismo tiempo" que el nuevo modelo de financiación de las comunidades de régimen común pues esto, ha agregado, "es lo que conviene a Andalucía".

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy se comprometió en la Conferencia de Presidentes a presentar antes de que termine el año un nuevo modelo de financiación, a la par que ha insistido que en este marco "sería deseable que el cupo vasco se discuta de forma conjunta con el modelo de financiación autonómica".

Así, ha confiado en que ahora que las comunidades se van a pronunciar sobre el informe de los expertos en financiación, "el Gobierno central se dé prisa y nos siente a las comunidades para empezar a negociar" un nuevo modelo de financiación que para Andalucía "es fundamental". Jiménez Barrios ha recalcado que para reparar la pérdida permanente de fondos que sufre Andalucía "hay que cambiar de modelo, no reformar el actual, sino hacer uno nuevo que contemple las especificidades de Andalucíay que tenga la suficiencia financiera para que los servicios públicos se presten en régimen de equidad e igualdad con el resto del territorio".

De la misma manera, ha garantizado a la vicepresidenta del Ejecutivo de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, tras su visita este lunes a Andalucía, que la comunidad que gobierna Susana Díaz "siempre va a ser una garantía de igualdad en el modelo de financiación". "La vicepresidenta no debe tener preocupación ni guardarse las espaldas de Andalucía, nada debe temer, pues nuestra propuesta intenta arreglar las desigualdades de los ingresos per cápita que tiene el actual modelo de financiación", ha apostillado.

Y es que, como ha recordado Jiménez Barrios, "la desigualdad entre las comunidades que más ingresos perciben y Andalucía ha crecido un 66,6 por ciento", de manera que ha pasado de una diferencia de 489 euros a los 815 euros entre el 2009 y el 2015, lo que lleva a que Andalucía haya dejado de percibir un total de 5.500 millones de euros. "No aceptamos desigualdades", ha sostenido el vicepresidente del Gobierno andaluz, quien también ha urgido al ministro de Economía, Luis de Guindos, a "aclarar lo que dice fuera pero que no dice dentro", en lo relativo a un posible pacto fiscal para Cataluña.

A continuación