Llegó el Día de la Deuda: todo el gasto público hasta Nochevieja se paga con déficit

El gobierno de España agotó este fin de semana sus ingresos y, hasta el 31 de diciembre, se financiará emitiendo bonos del Tesoro.

Diego Sánchez de la Cruz

La deuda pública se sitúa en el entorno del 100% del PIB, el nivel más alto en cien años. Desde el estallido de la Gran Recesión, las Administraciones Públicas españolas han aumentado sus obligaciones en 600.000 millones de euros, como resultado de una falta de austeridad que ha redundado en la sucesiva acumulación de déficits fiscales.

1-Deuda-publica-espana-siglo-xx.png

Pero medir el peso de la deuda en términos de PIB no nos permite entender con la suficiente claridad el alcance del problema del déficit público. Es por eso que un nuevo informe, publicado por Foro Regulación Inteligente e Instituto Económico Molinari, plantea estudiar cuál es el Día de la Deuda, es decir, en qué día del año el gasto público deja de cubrirse con ingresos fiscales y pasa a sufragarse con emisiones del Tesoro.

Este cálculo revela que el gobierno central de España agota sus ingresos fiscales el 11 de noviembre, de modo que todo el gasto asumido desde este pasado fin de semana hasta el próximo 31 de diciembre se sufragará emitiendo deuda. Solamente el Elíseo galo tiene un desaguisado más abultado: su Día de la Deuda llega el 7 de noviembre, cuatro jornadas antes.

Si tomamos el promedio de todos los gobiernos centrales de la UE-28, vemos que el Día de la Deuda se celebraría el 6 de diciembre. En Portugal e Italia, el resultado es mejor que en España o Francia, aunque la fecha que marca el inicio del gasto a crédito llega algunas semanas después que en España (el Día de la Deuda de los gobiernos luso y transalpino llega el 26 de noviembre, una jornada antes que Bélgica). Mejor que la media están Reino Unido (7 de diciembre), Países Bajos (21 de diciembre) o incluso Grecia (que ya logra cubrir con ingresos el grueso del gasto anual, salvo los desembolsos asumidos a partir del 22 de diciembre). El superávit solo lo alcanzan cuatro gobiernos centrales: Chipre (4 de enero), Alemania (7 de enero), Malta (10 de enero) y Suecia (20 de enero). En estos casos, toda la recaudación anual es suficiente para sufragar el gasto del ejercicio y, de hecho, sobran ingresos (lo que permite amortizar deuda).

2-dia-de-la-deuda-ue-28.png

Hasta aquí, el saldo del gobierno central pero ¿qué hay de las demás capas de la Administración?

  • Si nos fijamos en el saldo presupuestario de los cuatro países de la UE que tienen un modelo territorial más descentralizado, vemos que las comunidades autónomas españolas tienen la posición fiscal más desfavorable, ya que cubren veinte días de gasto con deuda.
  • En cuanto a los gobiernos locales, el buen funcionamiento de la Regla de Gasto ha conseguido que España ocupe el segundo lugar de la clasificación, con un saldo positivo equivalente a 39 días de gasto público.
  • Por último, el déficit de la Seguridad Social en España, que ha motivado el progresivo vaciamiento de la llamada "hucha de las pensiones", nos deja en la última posición de la UE. Por tanto, los ingresos se quedan cortos y cuarenta días de gasto de la Seguridad Social terminan cubriéndose a base de meter la mano a la "hucha".

Si juntamos todos los ingresos y todos los gastos del Estado, el Día de la Deuda llega algunos días más tarde, el 23 de noviembre. Bajo esta lupa, España está en el peor puesto del ranking, mientras que Luxemburgo se convierte en el país con unas Administraciones más saneadas.

3-dia-de-la-deuda-saldo-fiscal-total.png
A continuación