El BCE reduce a la mitad la compra de deuda a partir de enero de 2018

Reduce a 30.000 millones de euros la compra de activos a partir de enero de 2018.

LM/Agencias

El Banco Central Europeo (BCE) reducirá a la mitad sus compras de activos a partir del próximo mes de enero, cuando pasarán de los 60.000 millones de euros al mes a 30.000 millones, aunque seguirá en el mercado al menos hasta el final septiembre de 2018, nueve meses más allá de lo previsto, según ha anunciado la entidad.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de Consejo de Gobierno del BCE, Mario Draghi, ha querido dejar claro que esta "recalibración" del programa de compras del BCE refleja la creciente confianza en la convergencia gradual de la inflación hacia niveles consistentes con el objetivo de la institución, subrayando que "no es tapering".

De hecho, el presidente del BCE ha subrayado que en caso de un empeoramiento de las perspectivas económicas el banco central "está listo para aumentar el volumen y/o la duración del programa", defendiendo la flexibilidad del mismo ante la potencial escasez de deuda disponible, así como el compromiso de la entidad para cumplir su mandato.

Mario Draghi reconoció que esta decisión sobre la recalibración del programa de compras "no fue unánime", sino que fue tomada por un "amplio consenso", ya que algunos miembros del Consejo eran partidarios de fijar un final o al menos señalarlo, mientras una "gran mayoría" prefirió mantener un final abierto. "El programa de compras no tiene un final preestablecido y no terminará de golpe", apuntó.

En este sentido, el presidente del BCE añadió que durante la reunión no se discutió sobre la proporción o composición de las compras del banco central a partir del próximo mes de enero. De este modo, el banquero italiano reiteró el optimismo de los miembros del Consejo respecto de la evolución de la economía y del mercado laboral de la zona euro, añadiendo que la expansión económica aún requiere de un "amplio grado de estímulo".

Reinversiones

Asimismo, el presidente del BCE ha hecho hincapié durante su comparecencia ante los medios en que la entidad reinvertirá los vencimientos de la deuda en cartera, lo que permitirá "seguir haciendo compras importantes" incluso más allá de que el programa de compra de activos haya terminado.

"Esta reinversión no está relacionada con los tipos de interés", dijo Draghi, añadiendo que la dimensión del balance del BCE permitirá reinvertir cantidades considerables mensualmente. "Serán cantidades considerables, miles de millones de euros al mes de media", añadió Vítor Constancio, vicepresidente del BCE.

A continuación