La vivienda eclipsa a los depósitos bancarios

El mercado de la vivienda sigue la senda de la recuperación en España.

Libre Mercado

Los depósitos de los hogares españoles se situaron en los 775.300 millones de euros el pasado mes de junio, según los últimos datos del Banco de España. Pero mientras el Banco Central Europeo (BCE) siga manteniendo los tipos de interés en mínimos históricos, las remuneraciones del plazo fijo seguirán siendo prácticamente inexistentes.

Tanto es así, que la rentabilidad media de los depósitos de los bancos se sitúa en torno al 0,10%. Si tenemos en cuenta que la inflación en España se situó en junio en el 1,5%, los ahorradores españoles no sólo no están recibiendo ningún beneficio por tener el dinero en el banco, sino que están perdiendo poder adquisitivo.

Acciones, bonos, fondos de inversión… hay una larga lista de alternativas al plazo fijo, pero la complejidad y el riesgo que corren este tipo de productos no los hacen recomendables para el inversor no profesional.

Invertir en vivienda desde 50 euros

Sin embargo, ha llegado a España un nuevo sistema que está teniendo una muy buena acogida entre los interesados en el mercado de la vivienda: el crowdfunding inmobiliario. En un país de propietarios como es el nuestro, el sector de la vivienda es un área con el que la mayoría de ciudadanos de a pie se sienten muy familiarizados. El principal desincentivo para entrar en él son las elevadas cantidades de dinero necesarias para adquirir un piso, por lo que muchos descartan la idea.

La empresa española Housers es pionera en el crowdfunding inmobiliario. Desde 50 euros, un gran grupo de inversores pueden invertir en el inmueble que deseen dentro de su catálogo. Para conocer los detalles de cada vivienda disponible, los interesados sólo tienen que registrarse en la plataforma sin ningún compromiso y totalmente gratis.

Una vez realizada la operación, los inversores recibirán todos los meses una atractiva rentabilidad por su puesta en alquiler y posterior venta. El objetivo siempre es vender el inmueble a un precio superior al que se compró, por eso la plataforma se encarga de realizar la selección de de las viviendas con una ubicación estratégica en el centro de las principales ciudades. Los usuarios pueden vender sus títulos cuando quieran.

Hasta ahora, más de 59.000 personas han invertido más de 27 millones de euros en sus viviendas. Con una rentabilidad neta media del 4%, el crowfounding inmobiliario se ha convertido en la mejor alternativa a los depósitos bancarios.

Contenido patrocinado.

A continuación