Merkel abre la puerta a crear un presupuesto común para la zona euro

También apoya que el fondo permanente de rescate se convierta en un fondo monetario europeo y nombrar un ministro de Finanzas común.

LM/Agencias

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó este martes que está a favor de un presupuesto común para el euro de "pequeñas cantidades" que sirva para apoyar a los países que, como España, aplican "reformas" y no tienen apenas margen de gasto debido a los límites del déficit.

Merkel realizó estas declaraciones en su tradicional rueda de prensa de verano, a tan sólo cuatro semanas de las elecciones generales, en las que apoyó también la reconversión del fondo permanente de rescate en un fondo monetario europeo y apuntó que está estudiando con París la creación de un ministro de Finanzas para la eurozona.

"Muy pronto me posicioné a favor de un presupuesto común para el euro. Pero no uno de cientos de millones, sino de pequeñas cantidades para empezar. Para hacer reformas cuando no hay margen por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Para apoyar", explicó. La jefa del Gobierno alemán agregó que el principal propósito de este presupuesto sería "ayudar en la fase de reformas", ya que no se puede entender que un país como España, que ha puesto en marcha una larga serie de reformas, recorte en universidad y en centros de investigación, lo que per se no mejora la competitividad".

Entre otras ideas que tiene en mente para el desarrollo del euro se encuentran también la propuesta de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que ha abogado por convertir el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en un instrumento similar al Fondo Monetario Internacional (FMI), pero para Europa. En su opinión, sería "una importante reforma" que proporcionaría una mayor estabilidad a la UE y enseñaría "al mundo" que Europa tienen "los mecanismos en la eurozona para superar bien situaciones inesperadas".

Además, dijo que no tenía nada en contra "del concepto de un ministro de Finanzas para la eurozona", aunque indicó que las conversaciones con el presidente francés, Emmanuel Macron, para perfilar las competencias de este nuevo cargo acaban de empezar. Merkel consideró que sería aún más interesante un ministro de Economía y Finanzas en la eurozona que promoviese la competitividad y tuviese capacidad para apoyar financieramente a países concretos que presentasen planes de reforma.

La canciller recalcó que los datos macroeconómicos están mejorando en la eurozona, que todos los países crecen y la tasa de desempleo está descendiendo, pero reconoció que"no se han superado todos los problemas" aunque el bloque se encuentre "mejor que hace dos o tres años". Con respecto a Grecia, aseguró que está mejorando, pero evitó pronosticar si Atenas precisará un cuarto rescate financiero una vez que concluya el tercero, en el que se encuentra aún inmersa.

A continuación