La venta de vivienda usada regresa a niveles precrisis

La compraventa de pisos usados alcanzó las 99.343 transacciones en el segundo trimestre, la mayor cifra en diez años.

Libre Mercado

El número de compraventas de viviendas inscritas en los registros de la propiedad alcanzó las 119.408 en el segundo trimestre del año, cifra un 10,7% superior a la del mismo periodo de 2016 y la más alta desde el ejercicio 2011. Respecto al trimestre anterior, la compraventa de viviendas creció un 5%, según datos de la la estadística inmobiliaria del Colegio de Registradores de España difundidos el lunes. En los últimos doce meses, el número de compraventas de viviendas totalizó 429.624 operaciones, lo que supone un repunte del 11,9% y la mayor cifra interanual de los últimos seis años.

"Las compraventas de vivienda han siguiendo mostrando el buen tono de los últimos trimestres, situándose en niveles de compraventas trimestrales próximas a las 120.000 [...] En consecuencia, no sólo se consolidan niveles de compraventas de vivienda trimestrales por encima de las 100.000, sino que se superan con cierta claridad. De mantenerse esta tendencia las 500.000 compraventas anuales podrían alcanzarse a medio plazo o, incluso, a corto plazo", según aclara el informe.

Sin embargo, la distinción entre vivienda nueva y usada vuelve a mostrar dos caras bien distintas. Las operaciones sobre viviendas nuevas retrocedieron casi un 2,1% respecto al primer trimestre, con 20.065 operaciones, en contraste con las 99.343 transacciones de viviendas usadas, la mayor cifra en diez años y un 6,5% superior a la del trimestre anterior. Hay que retroceder hasta el tercer trimestre de 2007 para encontrar una cifra superior en compraventas de vivienda usada. "De mantenerse la tendencia en breve se superarán las 100.000 compraventas, algo que no ocurría desde el anterior ciclo alcista", añaden los registradores.

Compra de extranjeros

Según los registradores, el 13,1% de las compraventas inscritas en el segundo trimestre las realizaron extranjeros, con 15.600 operaciones, mientras que en valores interanuales la proporción de transacciones efectuadas por ciudadanos no españoles se situó en el 13,2%, manteniéndose estable en máximos históricos, con unas 56.600 compras anuales.

Los británicos son los que más compras realizan, el 14,9% del total de operaciones de extranjeros. Las compraventas de viviendas realizadas por los ciudadanos de esta nacionalidad se incrementaron un 14,5% en el segundo trimestre en relación al primero, cuando se alcanzó un mínimo histórico. A los británicos les siguen los franceses (8,5% de las compraventas totales de extranjeros), alemanes (7,8%), belgas (6,4%), italianos y suecos (6,2%), rumanos (5,4%), marroquíes (4,3%) y chinos (4,1%).

Según esta estadística, el precio de la vivienda experimentó un crecimiento anual del 4,4% entre abril y junio respecto al mismo periodo de 2016 y un subió un 0,2% sobre el trimestre anterior, aunque acumula una caída del 24,2% desde los niveles máximos de 2007.

A continuación