Montoro se frota las manos con la devolución de las cláusulas suelo: "Una parte es de Hacienda"

Después de llevarse 200 millones de la Lotería de Navidad, Montoro advirtió que de la devolución de cláusulas suelo también se llevará un pellizco.

Libre Mercado

En conversación informal con los periodistas, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo este jueves, día del sorteo de la Lotería de Navidad, que también se llevará un pellizco importante de las devoluciones que se lleven a efecto por parte de los bancos por las cláusulas suelo. Según dijo el ministro, "los cálculos son que el impacto puede llegar hasta los 4.000 millones, y de esa cifra una parte le pertenece a Hacienda", cuenta El Mundo.

El ministro, que hizo estas declaraciones después de anunciar que le daría otros 4.500 millones de euros a las Comunidades Autónomas (Cataluña, Andalucía y Baleares, a las que más) para que pongan al día sus facturas pendientes antes de fin de año, estaba de enhorabuena. Su optimismo era notable: sólo con los premios de la Lotería de Navidad, Hacienda ingresa cerca de 200 millones de euros, pero Montoro se frotaba las manos pensando en la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios en España y que obliga a los bancos a devolver el dinero cobrado de más debido a esta cláusula de forma retroactiva.

Las palabras del Ministro fueron que de los entre 4.000 y 7.000 millones que se estiman, puede suponer esta sentencia, "una parte le pertenece a Hacienda". De momento, no se sabe nada más. Desde Hacienda, dicen que quizá la parte más complicada sea la de regularizar todas las declaraciones de la renta que se beneficiaron de las deducciones por hipoteca de vivienda habitual, ya que se tendrán que poner en marcha declaraciones paralelas para cobrar la parte que se dedujeron los contribuyentes por el pago de hipotecas topadas por la cláusula suelo.

Tampoco está claro del todo desde qué momento se tendrá que hacer este cálculo, ya que enterarían en juego la prescripción de este tipo de obligaciones, que es de cuatro años.

Por otro lado, Hacienda podría también meter mano a las cantidades abonadas por los bancos en cumplimiento de esta sentencia. Es decir, si reclamamos al banco y éste nos devuelve, por ejemplo 5.000 euros, está por ver si Hacienda nos reclamará su tributación a través de IRPF, por rentas inmobiliarias, o por algún otro concepto.

Hacienda todavía tendrá que aclarar la metodología empleada ya que, de forma indirecta, también podría gravar esas cantidades en caso de que el contribuyente decida dedicarlas al ahorro. Pasarían automáticamente a estar sujetas a los tipos aplicados a las rentas del ahorro.

De momento, lo único que parece claro es que los contribuyentes que reclamen las cantidades no abonadas por la cláusula suelo tendrán que pasar por la ventanilla de Hacienda.

A continuación