El 'boom' de la economía colaborativa en China: crecerá un 40% anual

La demanda de este tipo de servicios refleja la obsesión de los chinos por poseer cosas y se ha convertido en una industria en expansión. 

Libre Mercado

La economía colaborativa se ha convertido en todo un fenómeno para los chinos. Un crecimiento más lento de la economía está impulsando a los consumidores chinos contratar servicios de economía colaborativa como compartir coches, bicis e , incluso, la comida que se ha cocinado. Una aceptación generalizada que anima a emprendedores y startups chinas a ofrecer cada vez más variedades de este tipo de servicios.

Mobike, un servicio de bicicletas compartidas, es cada vez más popular. A la hora de comer en Shanghai, muchos trabajadores dejan sus oficinas, cogen sus smartphones y , a través de un código QR, reservan una bicicleta aparcada en la calle. En unos segundos, llegan a un restaurante lo suficientemente alejado de su oficina como para no poder ir andando, según Nikkei Asian Review.

Los usuarios pueden encontrar la bicicleta más cercana gracias al mapa que ofrece la aplicación y , por el módico precio de unos 14 céntimos por 30 minutos, previo depósito de 299 yuanes en el momento del registro, la bicicleta seleccionada queda bloqueada. La bici lleva incorporadas una tarjeta SIM, que permite bloquearla, y un GPS. Además, sus ruedas son muy resistentes y no necesitan hincharse.

mobike.jpg
Bicicletas de Mobike

"En China, los atascos y la contaminación del aire empeoran cada año", señala Wang Xiaofeng, CEO de Mobike. "Las bicicletas resuelven ambos problemas y son buenas para la salud", añade. En Beijing y Guangzhou tienen unas 100.000 bicis operativas.

Compartir comida casera, la gran novedad asiática

La startup Huijia Chifan anima a la gente a publicar sus comidas caseras. Un nuevo concepto de comida sana y rica a domicilio. La plataforma permite a los usuarios publicar fotografías de sus platos junto al precio y los ingredientes. El cliente interesado tendrá que especificar el lugar y la hora a la que quiere la comida y la empresa se la llevará a su puerta.

A pesar de la popularidad y variedad de aplicaciones de restaurantes, Huijia Chifan ofrece un nuevo servicio de comida casera a precios razonables que, además, incluye opiniones de otros usuarios. La empresa solo permite darse de alta a cocineros cualificados y los usuarios tienen que pagar un seguro previo, que cubre posibles intoxicaciones y similares, pudiendo recibir hasta 300.000 yuanes de indemnización.

appchina-cocinacasera.jpg
Aplicación Huijia Chifan de cocina casera

La economía colaborativa está creciendo a pasos agigantados entre la población china y , según el Instituto Chino, en 2015 estaba valorada en 1,95 billones de yuanes. Se espera que la economía colaborativa crezca a un ritmo anual del 40% durante los próximos cinco años y, según Ma Huateng, CEO de Tencent, está pasando por sus años dorados. La economía colaborativa china ya es la segunda mayor del mundo.

La demanda de este tipo de servicios refleja la obsesión de los chinos por poseer cosas, convirtiendo a la economía colaborativa en una industria en expansión en la que cada vez hay más competidores que ofrecen los mismos servicios pero con novedades y precios más competitivos. Esto se unirá a otro problema, la necesidad de regulación en el sector de los servicios compartidos.

A continuación