Las oportunidades laborales que te otorga la I+D+i

La Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (I+D+i) se ha convertido en tarea obligada para la supervivencia de las empresas.

Reportaje

La inversión en Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación (I+D+i) se ha convertido en tarea obligada para la supervivencia de las empresas, y a su vez, en una gran oportunidad para que los empleados ganen competencias laborales. Por tanto, en el sector de la I+D+i se abre un amplio abanico de posibilidades para alcanzar el éxito en el futuro.

Eso sí, hay que tener en cuenta de que se trata de programas complejos y que es necesario prepararse para diseñar la estrategia adecuada si se quieren alcanzar los objetivos sin ningún contratiempo. Precisamente es en este escenario donde un gestor integral de proyectos de I+D+i adquiere un papel protagonista.

Este especialista en este sector es capaz de elaborar una estrategia de I+D que resulte completamente eficaz. "Cuando el cliente viene a nosotros nos muestra la semilla de lo que quiere llevar a cabo, y a partir de ahí nuestros gestores construyen. Ese es uno de los principales atributos que aportamos y que el cliente valora una vez que le entregamos el resultado final" señala Eva García Muntión, socia directora de RTDI, una empresa que lleva 10 años ofreciendo servicios de consultoría avanzados en la gestión de proyectos de I+D+i internacionales.

"Nosotros diseñamos proyectos de desarrollo tecnológico e innovación, a ser posible en mercados con proyección global, y los enfocamos a convocatorias de financiación europeas", afirma Diego Rey Medrano, ex-alumno del Programa R&I Project Building de RTDI Innovation School.

"Hace 2 años, conscientes de la demanda no cubierta de este perfil, decidimos arrancar con RTDI Innovation School, y enseñar todos nuestros secretos a personas que quisieran apostar por iniciarse en esta profesión apasionante", nos cuenta Eva. "Estamos muy contentos y orgullosos de lo que se está consiguiendo, con 28 alumnos formados que han trabajado proyectos de más de 20 empresas, y que están consiguiendo oportunidades laborales muy atractivas".

La experta añade que "de cara al 2017 avanzaremos otro nivel, al implementar una modalidad Executive para aquellas personas que por falta de disponibilidad no podían beneficiarse de nuestro Programa de Capacitación. Esto además es posible ahora por la experiencia adquirida a lo largo de estos 2 años pasados, y porque hemos concluido el desarrollo de INNOWIZARD, un entorno online que da acceso a nuestras herramientas especializadas de construcción y gestión de proyectos de I+D+i. Permitirá a los participantes en el programa llevar a cabo el trabajo remoto con alto rendimiento".

Aprender andando

El campo de actuación de la I+D+i es infinito. Detrás de proyectos de investigación, programas o incluso políticas de I+D, podemos encontrar empresas de base tecnológica, centros de investigación o la propia administración pública. Por ello, es importante contar con un gestor integral de proyectos que sea capaz de trabajar para cada caso específico.

Esta es la línea principal de trabajo en el Máster Executive R&I Project Builder: "La profesión se aprende trabajando con proyectos reales de empresas, en tiempo y contexto reales. Este aprendizaje se potencia a través de la acción grupal, y con sesiones de formación altamente dinámicas y prácticas", señala Eva García, directora del máster y gestora de I+D+i a nivel europeo desde hace 15 años.

La capacitación del profesional se logra mediante un aprendizaje intensivo y a través de una metodología formal. "Trabajamos sobre el desarrollo de una iniciativa de eficiencia energética que desarrolla una nueva caldera doméstica basada en una bomba de calor" comenta Cristina Salceda, quien participó en la primera edición del máster.

La creatividad es una de las partes fundamentales de la construcción de proyectos de I+D+i. Cada caso presenta sus propios conflictos y aunque la planificación está sujeta a una sistemática, es necesario desarrollar ciertas capacidades para resolver las particularidades.

Así, el trabajo del Project Builder o gestor integral del proyecto se asemeja en ocasiones al de un artesano que debe dar forma a una pieza, en este caso una idea. De este modo, identificar qué componentes son realmente innovadores en el proyecto, qué beneficios aportan y cómo se pueden maximizar, negociar en busca de aliados o presentar convocatorias de financiación son tareas que requieren dedicación exclusiva y a menudo una buena dosis de ingenio.

La función del Project Builder es especialmente relevante en este último aspecto, pues únicamente aquellas propuestas excelentes podrán optar a subvenciones públicas. Además de elaborar la memoria científico-técnica, el conocimiento en profundidad de los mecanismos de financiación de la I+D+i nacionales y europeos le permite llevar a cabo un estudio previo para valorar qué programas de apoyo resultan apropiados.

Y luego poder volar

El Máster Executive R&I Project Builder es en esencia un taller de aprendiz. Un taller para alumnos altamente cualificados (con titulaciones superiores en ciencia o ingeniería, muchas veces doctores, y con alto nivel de inglés), donde se sigue un método formal de trabajo y bajo tutela de expertos en activo con más de diez años de experiencia.

Por lo general el vínculo entre participantes, tutores y ponentes, una vez finalizado el trabajo intensivo, suele extenderse en el tiempo. "Los alumnos tienen apoyo en el futuro cuando trabajen en otros proyectos. Nosotros ponemos a su disposición un servicio de call center técnico, especializado, para que puedan resolver sus dudas sobre la marcha o derivarlas a quien pueda ayudarles dentro de RTDI", afirma García.

A continuación