¿Ni en bolsa, ni en fondos, ni en el banco? Hay otra opción para sacarle rentabilidad a tus ahorros

El crowdfunding inmobiliario es un sistema que permite invertir en el sector de la vivienda sin tener que arriesgar grandes cantidades de dinero.

Libre Mercado

Gus Gracey es pintor y escultor, por eso sus ingresos fluctúan dependiendo de los trabajos que le van saliendo cada mes. Prefiere guardar su dinero en una cuenta bancaria porque no le convence del todo la bolsa o los fondos de inversión de los bancos. "¿Qué va a ser de mí más adelante?", se preguntaba consciente de que debería sacarle algo de rentabilidad a sus ahorros para poder hacer frente a los imprevistos que puedan surgir

La fundadora de Handmade Beauty, Diana Burillo, es consciente de lo importante que es diversificar sus inversiones. Pero para que esta mexicana afincada en España se decida a arriesgar parte de sus ahorros en otro tipo de negocios es necesario que comprenda a la perfección en qué tipo de proyecto está invirtiendo.

Finalmente, estos dos ahorradores se han decidido por el crowdfunding inmobiliario. Se trata de un sistema que permite invertir en el sector de la vivienda sin tener que arriesgar grandes cantidades de dinero. La empresa española Housers, es pionera en este campo, y Gus y Diana son 2 de sus más de 28.000 usuarios en nuestro país. Su plataforma permite a un gran número de inversores comprar una vivienda entre todos realizando aportaciones que van desde los 50 euros por persona.

La compañía cuenta con un catálogo de viviendas en las principales ciudades españolas ubicadas en áreas con una fuerte revalorización del precio. Para conocer las características de las casas, los interesados solo tienen que registrarse en la plataforma de forma gratuita y sin compromiso.

Si alguno o varios de los proyectos les parece interesante, deben decidir la cantidad que desean invertir, y junto a otros usuarios reunirán el dinero suficiente para adquirir la vivienda. Los ahorradores son dueños de parte de ese inmueble debido a que entran a formar parte de una Sociedad Limitada que tiene un bien, la casa, que está catalogado como un activo esencial.

Una vez realizada la adquisición, Housers pondrá el piso en alquiler y le entregará a los nuevos dueños un dividendo constante mensual por el arrendamiento con rentabilidades muy buenas. Después, procederá a la venda del piso, y también repartirá entre sus propietarios una plusvalía. Los beneficios dependerán de la cantidad que haya aportado cada comprador.

La plataforma no cobra hasta que los ahorradores comienzan a ganar dinero, y lo hace a través de un porcentaje de sus beneficios. Ahora, los lectores de Libertad Digital y Libre Mercado pueden obtener un descuento del 25% sobre esa comisión al registrarse de forma gratuita y sin compromiso con la PROMO LIBREMERCADO.

Haz como Gus y Diana, y no pierdas la oportunidad de sacarle el máximo partido a tus ahorros en un sector tan interesante como el inmobiliario.

hqdefault.jpg
hqdefault.jpg

Contenido patrocinado

A continuación