Ikea retira 29 millones de cómodas Malm por la muerte de tres niños

"Las cómodas retiradas son inestables si no se fijan a la pared adecuadamente", dice la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor.

LM/Agencias

La compañía sueca de mobiliario Ikea anunció ayer martes la retirada del mercado estadounidense de 29 millones de cómodas y tocadores del modelo MALM que corren el riesgo de volcar, tras la muerte de un tercer niño aplastado por uno de esos muebles.

El anuncio fue efectuado por la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) de EEUU, que indicó que la retirada del producto también afecta a 6,6 millones de cómodas vendidas en Canadá.

"Las cómodas y tocadores retirados son inestables si no se fijan a la pared adecuadamente, presentando un gran riesgo de volcarse y de que alguien quede atrapado, lo cual puede causar muerte o lesiones a los niños", informó la CPSC en un comunicado.

El organismo recordó que en febrero y junio de 2014, dos niños, de 23 meses y 2 años de edad, murieron tras ser aplastados por sendas cómodas del modelo MALM que se volcaron sobre ellos, en incidentes que tuvieron lugar en Pensilvania y Washington.

Debido a ello, Ikea y la CPSC anunciaron un programa para que quienes hubieran comprado cómodas y tocadores del modelo MALM los fijaran a la pared y evitar nuevos incidentes.

Sin embargo, la CPSC e Ikea han tenido conocimiento de otros 41 incidentes del vuelco de los muebles que dejaron 17 niños heridos, y en febrero pasado en otro caso, un niño de 22 meses murió en Minesota cuando una cómoda MALM de 6 cajones le cayó encima.

La compañía sueca ofrece a sus clientes el reembolso del producto o un equipo para que el mueble sea fijado a pared por el usuario o por un empleado de Ikea que se lo instale gratis.

"Los consumidores deben dejar de usar de inmediato cualquier cómoda y tocador retirado que no esté adecuadamente fijado a la pared y colocarlo en una área adonde los niños no puedan llegar", advirtió la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor.

En España ofrecerá kits de seguridad

En el caso de España, Ikea ha confirmado que no retirará las mismas cómodas y aparadores de la línea Malm como ha hecho en EEUU. Fuentes de la multinacional sueca han explicado a Europa Press que en el mercado nacional se ha decidido replicar el protocolo de concienciación, que se ha puesto en marcha en Estados Unidos y Canadá, con mensajes en las tiendas, en la web y ofreciendo kits de seguridad adicionales a los que ya vienen en sus productos.

Además, tienen intención de ponerse en contacto con sus proveedores de servicios para concienciarles sobre el problema de seguridad, con el objetivo de que hagan hincapié a los clientes en la necesidad de asegurar el producto a la pared.

Ikea reitera que "no es un problema del producto en sí mismo, si no de las medidas de seguridad que se han de tomar con el uso de los muebles" y recalca que para la compañía los niños y las niñas "son las personas más importantes del mundo", por lo que la seguridad de los productos es su "máxima prioridad".

Ikea ya advirtió mediante una campaña en 2015 a sus clientes de la necesidad de anclar estas cómodas a la pared, después de que se confirmara el fallecimiento de dos niños en Estados Unidos, después de que los cajones de la cómoda cayeran sobre ellos.

A continuación