Las pymes se suman cada vez más a la revolución de las exportaciones

Crece el número de empresas exportadoras, pero desciende su peso en los ingresos del exterior.

Javier G. Echegaray

Las exportaciones explican en buena medida la reciente recuperación del PIB, y con anterioridad sirvieron para compensar parcialmente el descenso de la demanda interna. En concreto, en el periodo comprendido entre 2010 y 2013, las exportaciones crecieron un 13% en comparación con una caída del PIB del 5%.

En 2013, prácticamente la totalidad de las empresas que exportaron (98%) eran pymes, cuyas ventas fueron algo más de la mitad (52%).

El peso de las pymes en las exportaciones es inferior a lo que éstas suponen en la economía española. El 99,8% de las empresas son pymes y producen el 63% del PIB. Esto significa que la propensión a exportar en las pymes es inferior a la de las grandes empresas. Es algo lógico si se considera su menor tamaño.

Sin embargo, el número de pymes que exportan es cada vez mayor si lo comparamos con el total de empresas que venden en el exterior. El número de grandes empresas exportadoras apenas ha crecido en los últimos años.

Pese a ello, un análisis de las exportaciones medido en ingresos no arroja las mismas conclusiones. En los dos últimos años, las exportaciones de las grandes empresas han crecido a un ritmo superior al de las pymes.

¿Por qué esa diferencia entre mayor número de empresas que exportan y su menor cifra de ventas?. El detalle por sector muestra que son los servicios, con la excepción de los de consultoría e ingeniería, donde más ha crecido el número de pymes exportadoras, pero al mismo tiempo su cifra de ingresos con el exterior ha descendido, en especial en el sector financiero. Por el contrario, los ingresos de las pymes en la industria crecen.

Peso similar a otros países, menos en servicios

¿Cómo se puede comprobar si la aportación de las pymes a las exportaciones es alta o baja? Una comparativa internacional a partir de datos de Eurostat muestra que el peso de las pymes en el total de exportaciones en España es de un 43%, algo superior al del promedio en la UE que es del 42%.

Dentro de la UE, existe un amplio rango que va del 21% en Alemania, probablemente influido por el elevado peso de las exportaciones de bienes de equipo con empresas de gran escala, a un 57% en Irlanda, elevado peso de las pymes, donde puede residir una de las claves del éxito exportador de su economía. Ahora bien, el peso de las pymes en las exportaciones españolas ha descendido un 2% en los últimos años, cuando en el resto de países ha crecido un 0,5%.

Si se analiza su peso por sectores, se observa que, mientras en la industria el balance con el resto de países de la UE es positivo, éste es negativo en los servicios -sobre todo en transporte y telecomunicaciones-.

En definitiva, el número de pymes exportadoras crece en los últimos años. Además, su peso en el aumento de las exportaciones es también destacable, explicando el 30% del total en 2013.

Sin embargo, su peso en el total de ingresos en el exterior desciende, al contrario que nuestros socios europeos, por lo que su contribución al crecimiento podría ser superior si el crecimiento fuera acorde con el peso en las exportaciones. Por último, es en el sector servicios donde existe un mayor potencial exportador para las pymes, considerando que su número ha crecido en los últimos años.

A continuación