Bankia contraataca: elimina las comisiones y la cuota de las tarjetas a los clientes con nómina

Suprime el coste en las operaciones más habituales para clientes con nómina domiciliada y ofrece retirada gratuita de efectivo en 18.000 cajeros.

D. Soriano

Bankia contraataca: elimina comisiones para todos sus clientes con nómina Bankia y las cuotas de las tarjetas para estos mismos clientes. En un momento de cambios en el sistema bancario español, con los grandes actores lanzando planes de fidelización del cliente, la entidad de José Ignacio Goirigolzarri ha presentado este lunes su nuevo programa de posicionamiento, primera pata de su Plan Estratégico 2016-2018. ¿La clave? Suprimirá numerosos costes para todos sus clientes vinculados.

El movimiento parece una respuesta directa a la Cuenta 1-2-3 que el Santander presentó a comienzos de 2015. Con aquel producto, el banco de Ana Patricia Botín cambiaba la tendencia en el sector: volvían algunas comisiones a cambio de incrementar la remuneración por algunos productos a los clientes vinculados, aquellos que trabajan de forma preferente con un solo banco. Ahora, Bankia lanza su ofensiva, pero lo hace en un sentido contrario.

La entidad promete que a todos sus clientes con sus ingresos domiciliados les quitará los gastos más comunes: sin comisiones en ninguna de las cuentas de cualquier cliente que tenga domiciliada su nómina (más de 450 euros) o pensión (más de 200 euros), sin comisiones en cualquier transferencia en euros, ya sea a través de internet o en las oficinas, sin comisiones por los ingresos de cheques y sin cuotas en las tarjetas de débito o crédito (ésta última sólo obliga a un uso al año).

Además, en plena guerra por los cobros en los cajeros, Bankia responde con su acuerdo con el Banco Sabadell y la red Euro 6000. En total, hablamos de más de 18.000 cajeros en toda España (el 37% de la red, presumen en la entidad) en los que los clientes de Bankia podrán sacar dinero gratis (un número ilimitado de veces en los cajeros Bankia y 4 veces al mes en los de Sabadell y Euro 6000).

A Bankia las cuentas le salen. El coste de eliminar las comisiones será de unos 40 millones de euros al año. A cambio, prevé incrementar la fidelización de hasta 300.000 clientes actuales, que pasarían a ser "vinculados", es decir, a contratar sus productos de forma preferencial con Bankia, especialmente las operaciones corrientes: ingreso de nómina, pago de recibos, transferencias… Si a eso le sumamos los nuevos clientes que Bankia espera captar con el movimiento, al equipo de José Ignacio Goirigolzarri le encajan las cifras.

Para empezar, desde hoy mismo, 2,4 millones de clientes han recibido un mail en el que les informan de que ya no tendrán que pagar ni un euro de comisiones. El presidente de Bankia asegura que esto "no es una promoción", sino una nueva filosofía que llega para quedarse.

Agilidad y cercanía

Desde el equipo directivo están convencidos de que este cambio supondrá un antes y un después no sólo en la relación con los particulares, sino también en la forma en que es percibida la entidad. El movimiento no sólo persigue eliminar las comisiones, sino también modificar la forma en que trabaja la red con sus clientes.

El dibujo que plantea Goirigolzarri apunta a un banco que mezcle la agilidad de los nuevos bancos, que operan sobre todo a través de internet, con la cercanía de su red de oficinas y cajeros. Es decir, por un lado, lograr que sea muy sencillo y barato para el cliente el día a día: transferencias gratis de cualquier cantidad, todo tipo de operaciones desde casa, asesoramiento por diferentes canales (telefónico, presencial, vía mail…).

¿Cuál es el problema de los nuevos bancos? Que para determinadas operaciones o productos, sobre todo los más complejos y de más retorno, les penaliza no tener sucursales, con todo lo que eso implica (ese gestor de confianza, que se sabe el nombre del cliente y que sigue siendo muy importante en el día a día del sector). Bankia cree que tiene la combinación ganadora, puesto que ellos sí tienen una de las redes de oficinas más extendidas de España que complemente a esa nueva banca ágil y moderna.

En este sentido, José Ignacio Goirigolzarri ha sido muy insistente a lo largo de toda la rueda de prensa: "Esto no es un nuevo producto ni una promoción, sino una nueva forma de relacionarnos. Necesitamos un mayor compromiso con nuestros clientes y lo vamos a lograr a través de tres claves: cercanía, sencillez y transparencia".

El presidente de la entidad ha destacado el compromiso en la formación de sus empleados: "Cada día, 200 trabajadores de Bankia están recibiendo formación específica" con la vista puesta en este nuevo modelo de negocio. Y a pesar de las dificultades que atraviesa el sector, debido a las nuevas exigencias regulatorias y a las tensiones en los mercados financieros, Goirigolzarri cree que "hay un hueco" para que su banco se reposicione y asuma el coste de eliminar las comisiones, incluso en un entorno de muy bajos tipos de interés que están presionando los márgenes de la banca.

En dicha estrategia, la eliminación de las comisiones se vende como un paso imprescindible, para ganar la confianza de los clientes. Bankia recuerda que ya tenía planes de fidelización que incluían la retirada de la mayoría de las comisiones, pero que los clientes no acababan de valorarse. Por eso, quieren que esta nueva etapa se caracterice por la sencillez: "Los clientes perciben las comisiones como uno de los principales motivos de insatisfacción, poco transparentes y poco justificables", explicaba Fernando Sobrini, director de banca de particulares. "Somos el único banco con una extensa red de sucursales y cajeros que solo con domiciliar los ingresos ofrece gratis al cliente actual y al nuevo todas sus cuentas, tarjetas de débito y crédito, transferencias e ingreso de cheques", ha resumido.

A partir de este lunes, con una masiva campaña publicitaria, Bankia ha dado un golpe en la mesa. Habrá que esperar la reacción de sus competidores. Goirigolzarri asegura que no le preocupa y que no cree que éste sea el inicio de una guerra de las comisiones entre los bancos. El primer movimiento ya está hecho. Sólo queda por ver si hay respuesta.

A continuación