¿Qué hacer si me toca el Gordo?

Cerca del 80% de los premiados en sorteos de lotería se gasta íntegramente el dinero en menos de ocho años.

Pablo Martínez Bernal

Todos los años, millones de españoles siguen con atención el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad que se celebra cada 22 de diciembre. La probabilidad de que nos toque algún premio es de apenas el 5,3%, incluyendo las pedreas.

En el caso del Gordo, premiado en la actualidad con 400.000 euros, la probabilidad es de 1 entre 100.000, es decir, un 0,00001%. Pero por muy escasas que sean las probabilidades, lo cierto es que aquellas personas que sí resultan agraciadas tienen un importante reto ante sí: administrar el premio.

Pasos a seguir

Antes de cobrar el premio, es importante tener en cuenta los impuestos. Si vamos a compartir el premio con más personas -familiares o amigos-, lo más conveniente es dejar constancia de ello antes de cobrarlo.

La razón es, simplemente, evitar hacer una donación y tener que tributar por ello en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Para evitar posibles malentendidos, lo mejor es que las personas que compartan un décimo hagan una fotocopia del mismo. Es conveniente que cada cual firme e incluya su DNI, además de señalar el porcentaje que le corresponde.

Pese a nuestra astucia para evitar pagar una donación, de lo que no nos libraremos es de pagar en la siguiente declaración de la renta. El premio tributa por un 20%, estando los 2.500 primeros euros exentos. Así, si tenemos la suerte de ganar los 400.000 euros del Gordo, deberemos abonar en nuestra liquidación del IRPF 79.500 euros -Montoro siempre gana, muy a nuestro pesar-.

Cobrar el premio

Una vez hecho esto, lo siguiente es cobrar cuanto antes el premio. Los billetes premiados de Lotería se pueden cobrar durante tres meses después del sorteo, pero por razones de seguridad (robo o deterioro del billete) los expertos recomiendan cobrarlo cuanto antes.

Hasta premios por valor de 5.000 euros, podemos acudir a cualquier administración de Lotería. La novedad de este año es que se podrán cobrar los premios desde las 18:00 horas del mismo día y no tendrán que esperar al día siguiente.

Para premios por un importe superior tendemos dos opciones: cobrarlo en cualquier delegación comercial de Loterías y Apuestas del Estado dentro de nuestra Comunidad Autónoma (se pueden informar en la web de LAE o en el 902112313 al respecto) o en cualquiera de las entidades bancarias concertadas con Loterías y Apuestas del Estado (BBVA, Banco Santander, La Caixa y CECA).

Buscar asesoramiento

Lo mejor que pueden hacer los agraciados con su premio para que dure su abundancia financiera es buscar asesoramiento profesional e independiente. En España, lo mejor es acudir a una EAFI o Empresa de Asesoramiento Financiero Independiente. Un buen asesoramiento nos ayudará a realizar una adecuada planificación financiera y nos guiará por todo el proceso de inversión del mismo.

Inversión en Bolsa

Como un premio de 400.000 no nos da para dejar de trabajar. Por eso, es importante que gestionemos e invirtamos con acierto. La Bolsa, en contra de lo que la mayoría de la población cree, es el activo más seguro y rentable a muy largo plazo.

Por ello, es recomendable que invirtamos en Bolsa todo aquel dinero que no vayamos a necesitar a 5-7 años vista, como mínimo. Dada su volatilidad a corto plazo, invertir durante periodos más cortos en Bolsa sí puede suponer minusvalías.

Y lo mejor para los poco avezados en esta materia es invertir en Bolsa a través de los fondos de inversión-existen numerosas opciones nacionales e internacionales-. Existen numerosos fondos que son excelentes opciones para invertir una parte del premio y estar tranquilos de que a largo plazo (10 años vista) tengamos un capital significativamente superior.

Renta Fija

La renta fija es el producto estrella del inversor español medio. No obstante, debemos tener en cuenta que, en la actualidad, este tipo de activo sufre una importante burbuja en lo que a su valoración se refiere y es muy probable que en los próximos años no ofrezca buenas rentabilidades.

Que España se esté financiando a diez años en los mercados financieros de deuda a unos tipos de interés prácticamente idénticos otros países del norte de Europa con máximo rating crediticio es una anomalía histórica que más pronto que tarde será corregida. No obstante, todo nuestro patrimonio que necesitemos a menos de cinco años vista puede ser invertido en este tipo de activo financiero y el abanico es muy amplio.

Los fondos de inversión con el ranking de cinco estrellas de Morningstar son una garantía de tranquilidad. El M&G Optimal Income es uno de los fondos más populares en España. El Renta 4 Pegasus y el Templeton Global también tienen buena fama entre la comunidad inversora.

Vivienda

El ciclo inmobiliario parece que remonta por primera vez desde el inicio de la crisis. Las buenas perspectivas del euribor a corto plazo y los precios razonables de la vivienda en España, tras una caída media del 40%, apuntan que es un buen momento para invertir. Además, la banca está volviendo a abrir el grifo de las hipotecas, así que comprar una nueva vivienda puede ser interesante, además de posible.

Formarnos e informarnos

Cuanto más rico es un individuo más importante es que sepa administrar de manera eficaz su patrimonio. Convertirnos en millonarios de la noche a la mañana es un cambio radical y una manera de enfrentarnos a esa nueva situación es aumentar nuestros conocimientos sobre finanzas personales e inversión.

La lectura de libros como Padre Rico, Padre Pobre de Robert Kiyosaki o Alicia en Wall Street de Luis Allué es un excelente comienzo. Hay webs que pueden resultar de interés, como el comprador financiero iAhorro, que permite hacer un barrido de un vistazo de distintos productos financieros como cuentas, tarjetas o hipotecas.

También hay apps como Toshl Finanzas, que nos permiten llevar un seguimiento de nuestros gastos en el día a día. Fintonic nos permite hacer eso mismo, pero de manera automática, ya que nuestros gastos quedan anotados sin necesitar que nosotros los introduzcamos. Los expertos en finanzas personales insisten en que una de las claves para ahorrar y gestionar nuestro dinero de manera eficaz es llevar un seguimiento de nuestros gastos.

Lo que no hay que hacer

El socio de Warren Buffett, Charlie Munger, adora invertir los problemas para resolverlos. En vez de preguntarnos qué hacer si nos toca la lotería, puede ser mucho más interesante invertir la pregunta, preguntarnos qué no hacer y evitar todo aquello que salga en la lista.

Y es que las estadísticas son bastante deprimentes en lo que a la suerte financiera de los premiados de Lotería se refiere. Cerca del 80% de los premiados en sorteos de lotería se ha gastado íntegramente el premio en menos de ocho años desde el sorteo. De hecho, muchos de los agraciados acaban con problemas de deudas. Incluso, ha habido casos puntuales de personas que han acabado involucrados en temas de drogas o han aparecido muertos en extrañas circunstancias. Es decir, que a la lotería le ha seguido la desgracia. No son la mayoría, pero sí un aviso que los ganadores deberían tener en cuenta.

No hay nada más didáctico que observar qué hacen este tipo de "afortunados" y evitar por encima de todo seguir sus pasos. Lo que caracteriza a estos dilapidadores natos son los siguientes puntos:

  • Hacer pública nuestra recién estrenada fortuna.
  • Realizar compras impulsivas.
  • Nula planificación financiera.
  • Rodearse de personas interesadas.
  • Dejar el trabajo sin plantearse siquiera si se lo pueden permitir.
  • Abuso de drogas.
  • Emprender en negocios sin experiencia previa.
  • Dejarse asesorar por personas de dudosa reputación.
A continuación